Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

El sexto hombre I Final Four 2015

El gran reto del Real Madrid

Llega la festividad de San Isidro, patrón de Madrid. Y con ella la fiesta del baloncesto europeo. Final Four en Madrid. El próximo viernes se jugarán las semifinales y el domingo a las 20:00 la final. Real Madrid, CSKA de Moscú, Olympiacos y Fenerbahce aspiran a suceder al Maccabi en el trono continental. ¿La Final Four más abierta de los últimos años? Siempre estamos en la misma tesitura y siempre nos encontramos con un sí por respuesta.

David Camps | @campsextohombre  | Madrid | 11/05/2015

Real Madrid de Baloncesto

Real Madrid de Baloncesto / GTRES

Dice el refranero español que a la tercera va la vencida. 20 años después de su octava Copa de Europa, el Real Madrid se presenta ante su GRAN RETO. En casa, con un equipo en perfecto estado de revista y con un plantel que tiene desde hace 3 años marcada en rojo esta cita en su calendario. En nuestro análisis partimos de la base del aprendizaje merengue por ensayo y error: dos finales alcanzadas con idéntica frustración. El dicho popular, que por algo es muy sabio, ya afirma que de los errores se aprende y, a su vez, que el hombre es el único animal que tropieza dos veces sobre la misma piedra. El Real Madrid ya se ha topado con sus dos chinas, tan incrustadas en la suela de sus zapatillas que, a tenor de los acontecimientos, parece, se han ido quitando de encima con el transcurso de la temporada. 
No es que hayan procedido como los protagonistas de "La Gran Evasión", deshaciéndose de la arena del túnel de escapatoria sin ser vistos. Pablo Laso y su cuerpo técnico han procedido a la vista de todo aquel que haya querido ver. Dosificación de minutos, derrotas asumibles en tramos de temporada intrascendentes y procurando conservar la integridad física de sus estrellas para llegar en las mejores condiciones a su desafío. Una muestra más del aprendizaje.
¿Son los favoritos? Creo que no, e incidirían en un error pues quien carga con semejante cartel suele salir escaldado. Que se lo digan al CSKA ante el Olympiacos, al propio Real Madrid, al Barcelona frente, qué perseverantes y testarudos, al Olympiacos, o a la selección española en determinados campeonatos. El favoritismo debería recaer sobre el CSKA de Moscú, por presupuesto y plantilla, aunque sus últimos y sonados batacazos les lleven, a buen seguro, a guardar una inteligente cautela. Incluso podría situarse al Olympiacos por delante del equipo blanco por su trayectoria en el último lustro con el "mago" Spanoulis como Capitán General. Y si ya en la entidad merengue quieren envolverse con la piel de cordero, dejaría que el maestro Obradovic cargara con todo el peso de su historia.
¿Quiero decir con esto que no son candidatos al título? La respuesta es NO. Sin considerarles los favoritos, considero al Real Madrid el principal candidato al título. ¿Contradictorio? En numerosas ocasiones el favorito y el candidato es el mismo, pero incluyo un ligero matiz entre ambos: al favorito le presumo la obligatoriedad de cumplir el pronóstico  mientras que al candidato le otorgo los argumentos deportivos para lograr la victoria. Esto produce,  para los involucrados, una diferenciación a nivel mental importante en este tipo de finales en las que te juegas todo a un partido. 
La última conquista del Real Madrid fue en "casa", Zaragoza. El Barcelona consiguió "su" Final Four con Pesic, Panathinaikos hizo lo propio con Obradovic en Atenas... Una vez llegados a los dos últimos partidos de la Euroliga, el hecho de jugar ante tu público se convierte en un aliciente y deja de ser una peligrosa responsabilidad.  El Real Madrid era el favorito para alcanzar la Final Four, y esa obligatoriedad provocó momentos de agarrotamiento, tensión, presión e incertidumbre en los cuartos de final ante el Efes. Estaban obligados a ganar, como lo estaba el Barcelona o como lo estuvo el Milán el año pasado. El equipo blanco superó, con nota, los momentos críticos que, entonces sí, le habrían conducido al fracaso. No estar en la Final Four habría sido considerado así. Una vez está entre los 4 mejores equipos de Europa, el término desaparece de su diccionario.
El 15 de mayo a las 21:00, con Onda Cero y Radioestadio en directo desde el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid, el Real Madrid se presentará ante su público, y ante el de los rivales, con la sensación que es su momento: Sergio Llull en plena madurez como base, Rudy Fernández recuperado de su esguince de tobillo, Felipe Reyes incluido en el quinteto ideal de la Euroliga, el mejor Gustavo Ayón desde que aterrizó en Madrid, Slaughter tan enérgico y contagioso como siempre, K.C. Rivers y Carroll confiados en su tiro exterior, Sergio Rodríguez decisivo en los momentos finales de los partidos, Nocioni ha sido determinante en los partidos clave... Apunta el día en tu calendario: 15 de mayo. San Isidro Labrador, quita el agua y trae el sol.