Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

LIGA BBVA | EIBAR 0-2 FC BARCELONA

Messi impone la ley del líder en Ipurúa

El Barcelona ya ejerce de líder en la Liga BBVA. Por Ipurúa pasó un equipo con galones, el mono de trabajo y sobre todo con un Leo Messi imperial. El argentino firmó un doblete para finiquitar el duelo ante el Eibar y mantener al Barcelona en la 'pole position' antes del Clásico ante el Real Madrid.

antena3.com | Madrid | Actualizado el 07/05/2015 a las 21:24 horas

Messi celebra su primer gol ante el Eibar

Messi celebra su primer gol ante el Eibar / EFE

Luis Enrique ha dado con la tecla en el momento clave de la temporada. El asturiano ha recuperado al mejor Messi y, pese a que el equipo no es aquel majestuoso conjunto de la época de Guardiola, a lomos del argentino cabalga en tres competiciones. 

Un gol de penalti y un cabezazo a la salida de un córner acabaron con un Eibar que sigue sin sumar en la segunda vuelta. Ocho derrotas consecutivas que complican la situación de los de Garitano tras un brillante primer tramo de campeonato.

El duelo en Ipurúa confirmó que el Barcelona quiere y puede luchar por el cetro de la Liga. En un campo siempre complicado para cualquier rival el conjunto azulgrana sumó una de esas victorias que siempre se han dicho sirven para ganar ligas. Y lo hizo al ritmo de Leo Messi, que ha iniciado 2015 recuperando la mejor versión que se le recuerda.

El argentino abrió el camino de la victoria con un tanto de penalti tras una discutida mano de Ekiza y cerró el partido con un cabezazo de puro ariete a la salida de un córner. Messi suma ya 32 goles en Liga y se coloca como el pichichi de la competición con dos tantos de ventaja sobre Cristiano Ronaldo.

No hay mejor termómetro para medir el estado de los dos gigantes del fútbol español que ver el humor de sus estrellas. Messi sonríe, se asocia con sus compañeros y vive un idilio permanente con el gol desde que arrancó 2015. Cristiano vive entre silbidos de su afición y un ruido constante en el ambiente.

Al margen del peculiar duelo del argentino y el portugués, el Barcelona ha girado las tornas de la Liga. Y lo ha hecho justo en el momento de recibir al Real Madrid en el Camp Nou. El Clásico se presenta como una ocasión de oro para el equipo azulgrana: Puede agravar la crisis de su eterno enemigo, afianzar su liderato y dar un paso importante hacia la Liga.

En Ipurúa el Barcelona supo ponerse el mono de trabajo y correr bajo la lluvia para sumar tres puntos de oro. El duelo se resume de forma sencilla: Leo Messi. El argentino abrió y cerró el marcador. Todo lo demás fue simple decorado en la actuación del de Rosario.

Neymar regresó al once y lo hizo con una discreta actuación. Al igual que la de Luis Suárez, que pese a un par de detalles de clase, estuvo algo por debajo del nivel de los últimos partidos. Lo que no se le puede negar al uruguayo es la entrega y la lucha en cada partido.

El Barcelona entra en una semana decisiva -duelo ante el City y Clásico frente al Real Madrid- con velocidad de crucero. A lomos de Messi todo parece fácil y nada imposible.