Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

LIGA BBVA JORNADA 29 | REAL MADRID - GRANADA

El Real Madrid madruga ante el Granada para volver a la senda de la Liga

El Real Madrid 'despierta' la jornada del domingo con el encuentro que les enfrenta al Granada en el Santiago Bernabéu. El equipo de Carlo Ancelotti tiene cero opciones de error tras caer en el Clásico ante el Barça y ni el virus FIFA ni el 'madrugón' son excusa frente a los nazaríes.

Jorge Bautista | Madrid | Actualizado el 07/05/2015 a las 21:20 horas

James, ante Silvestre

James, ante Silvestre / Getty Images

Dice el dicho que a quien madruga Dios le ayuda, y en plena Semana Santa al Real Madrid podría venirle de lujo. Los madridistas abren la jornada del domingo ante un Granada que espera coger con la caraja del horario matutino a su rival y que el virus FIFA haga su efecto en un equipo repleto de internacionales. Eso sí, Carlo Ancelotti ha dicho que pueden ganar los diez duelos que quedan, y eso pasa por no dar opción a la sorpresa nazarí en el Santiago Bernabéu.

Buena hora, y buen tiempo, para disfrutar de un partido de fútbol en el feudo merengue. Mejor será, para los aficionados madridistas, si a eso le suman tomarse felices el vermú con un triunfo de los suyos. El Barça juega en Vigo, un estadio complicado, y bien podría ser esta la ocasión para recortar distancias y hacer estéril el triunfo culé en el Camp Nou en el Clásico. Eso sí, a mayor objetivo, a mayor cometido, mayores son los nervios. Y menores son las opciones de cometer fallos.

Ya no hay tiempo para lamentaciones ni para recordar tiempos pasados. El 2014 es historia, al igual que lo son los números de un Cristiano que desde que empezó el año no es ni la sombra del que se fue de vacaciones en diciembre. El luso necesita, y debe, recuperar su mejor versión, y a él han de seguirle Karim Benzema y un Gareth Bale que con Gales se sale pero que cuando se pone la camiseta blanca se esconde. 

El regreso de James
Y es que aunque se jugó bien durante 60 minutos en el Camp Nou, los tres de arriba tienen que tener sus notas afinadas. No se puede fallar tanto como en el envite de la Ciudad Condal, y tampoco se puede dejar huérfano el mediocampo como con el 2-1 de Luis Suárez. Modric será la brújula que sostenga todo, ya en mejor estado físico. Y Kroos, más descansado, debe canaliza la transición defensa-ataque del Real Madrid. 

No estará Isco, pero sí James. El colombiano vuelve por fin tras sus semanas de baja y aunque a buen seguro le costará seguir el ritmo del resto de sus compañeros su presencia se antoja imprescindible. A estas alturas de temporada hay que tirar de todos los futbolistas, y por fin parece que 'Carletto', por lo dicho en rueda de prensa, tiene intención de rotar. Las piernas, por más millones que valgan, también se cansan. Quizá el italiano se haya dado cuenta tarde...

El descenso amenaza al Granada
Eso sí, el Granada va a tener que sudar mucho si quiere sacar algo del Santiago Bernabéu. Por más que sean las doce, por más virus FIFA que haya y por más cansancio, el feudo madridista es casi inexpugnable. Sólo una derrota en Liga BBVA, ante el Atlético. Ese es el bagaje negativo, junto a un empate, que tiene el Real Madrid en su estadio. Aunque Abel diga 'no' al miedo, para un conjunto que marcha antepenúltimo hace falta algo más que valor en la Castellana. Ahora bien, en esta competición todo puede pasar.

Los perezosos y dormilones tienen un motivo para levantarse 'pronto' un domingo, sobre todo si son amantes del fútbol y seguidores del Real Madrid o del Granada. Los blancos buscan reengancharse a la Liga BBVA tras pinchar ante el Barça y después de un inicio horrendo de 2015, mientras que los nazaríes quieren dar la sorpresa y alejarse del descenso. Cada uno con lo suyo, pero igual o más importante es lograr un título que evitar caer a los infiernos de la Segunda división.