Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

LIGA BBVA JORNADA 29 | REAL MADRID 9-1 GRANADA

Domingo de resurrección de Cristiano y paliza del Real Madrid al Granada

El Real Madrid se reencuentra a sí mismo y vuelve a tener al mejor Cristiano en sus filas justo para la recta final de temporada. Los blancos han pasado por encima de un paupérrimo Granada, que fue a pasar el día al Bernabéu, y lograron derrotar a su casi inexistente rival por 9-1 con un repóker de goles del crack portugués. Benzema, con dos tantos, Bale con uno y Mainz en propia puerta cerraron la histórica paliza.

Jorge Bautista | Madrid | Actualizado el 07/05/2015 a las 21:20 horas

Cristiano celebra con su particular forma un gol

Cristiano celebra con su particular forma un gol / EFE

Domingo de resurrección. Qué casualidad. Qué ironías tiene la vida que el 'mesías' del Real Madrid haya 'vuelto a la vida' justo este día. No podía ser otro, tenía que ser en este partido, a buen seguro pensaron los del Granada. A buen seguro eso se les pasó por la cabeza cuando vieron a Cristiano cual depredador de la selva aniquilando sus opciones de sorpresa en el Santiago Bernabéu. Diez minutos le bastaron para marcar un 'hat trick', para sonreir y para liderar el 9-1 blanco ante los nazaríes con un repóker final.

Menudo recuerdo se van a llevar los andaluces de su visita al templo madridista en plenas vacaciones de Semana Santa. Vaya 90 minutos de asueto que se tiraron en el césped blanco, en el que hicieron poco y lo poco que hicieron fue más en beneficio del Real Madrid que en el suyo propio. Eso sí, su horrendo encuentro no debe quitar mérito a un resurrecto conjunto de Ancelotti, que pasó por encima a un rival de Primera división que a cada partido que pasa ve más cerca la opción de dejar de serlo cuando acabe la temporada.

Vaya meneo y vaya repaso que les dieron en una de las mejores primeras partes de este curso que recuerda el Santiago Bernabéu. A las doce estaban todos con los ojos como platos y con quién sabe si litros y litros de cafeína en sus venas, pues no podían estar más despiertos los once jugadores blancos que salieron al verde. Llegaban a todos los balones dos o tres segundos antes que los rojiblancos, y veían cada jugada mucho antes de que llegase a suceder. Así, todo era cuestión de que fueran pasando los minutos y empezaran a caer los goles.

Bale empieza y Cristiano borda la fiesta
Veinte minutos tardaron, y a partir de ahí comenzó el fiestón en el Paseo de la Castellana. Gareth Bale se hizo con un pase en profundidad de Kroos ante el que Mainz decidió fallar e irse al suelo antes de tiempo, recortó a Oier y, con calma, puso la bola en las mallas. Criticado, pero más por la exigencia que por el rendimiento, el galés sigue de dulce y continúa con las sensaciones mostradas y exhibidas con su selección en este parón de la Liga BBVA.

Pero vamos, que quedaban todavía 25 minutos de primera parte. Quedaban la pasión y la resurrección de Cristiano Ronaldo. A lo fácil, o como si fuera fácil, el luso hizo un 'hat trick' en un suspiro. Primero con un sutil toque de interior al segundo palo de Oier. Luego aprovechando un error garrafal del arquero para empalar a la red desde el área pequeña. Y ya, para terminar, provocando otra cantada del meta con un latigazo desde la frontal ante el que el canterano del Barça puso la mano extremadamente blanda. Cuatro a cero y partido solventado.

Benzema se suma al festival
Bueno, solventado no. Quedaba seguir con la fiesta ante su público. Benzema, para no ser el único de la 'BBC' que se quedara a cero, marcó también su ración en la segunda parte. Dos tantos para el galo, el primero con una dejadez total y evidente de la zaga nazarí... y el segundo también. Entre el quinto y el séptimo estuvo el sexto, obra de Cristiano, que puso de cabeza, y jugándose la rodilla, el cuero en las mallas tras una asistencia de Gareth Bale.

Ya sólo quedaba ver si Cristiano lograba su primer repóker de goles con el Real Madrid, que terminaría por llegar a falta de un par de minutos, y para que hombres del Granada marcaran algún gol. Primero Ibáñez, con gran pase de El Arabi y buena definición ante Casillas. Y luego Mainz, que terminó su participación en el Santiago Bernabéu con un tanto... en propia puerta. No fue el día de los nazaríes; sí lo fue el del Real Madrid. Nueve a uno y la primera de las diez victorias de las que hablaba Ancelotti ya figura en el casillero de puntos madridista. Ahora a esperar.