Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

LIGA BBVA | CELTA 1-2 ATHLETIC

El Athletic aguanta el chaparrón en Balaídos para sumar tres puntos de oro

El conjunto vasco logra una sufrida victoria ante el Celta gracias a los goles de Aduriz y San José. El equipo gallego acortó distancias en la segunda parte, donde dominó de forma clara al Athletic, por mediación de Larrivey.

EFE | Madrid | Actualizado el 07/05/2015 a las 21:24 horas

Los jugadores del Athletic celebran un gol en Balaídos

Los jugadores del Athletic celebran un gol en Balaídos / EFE

El Athletic Club prosigue su escalada en la clasificación y ya está a cinco puntos de la séptima plaza, tras firmar su cuarta victoria consecutiva al imponerse por 1-2 al Celta de Vigo, que encadena su tercera jornada consecutiva sin ganar. 

El partido se le puso de cara al equipo bilbaíno con un riguroso penalti señalado por Mateu Lahoz, de Augusto Fernández sobre Munian, que Aduriz no perdonó para poner por delante a los suyos. 

Fue un mazazo para los celestes, totalmente superados por su rival y más pendientes de protestar al colegiado que de atacar a un Athletic que un minuto después disfrutó de una inmejorable ocasión pero Sergio Álvarez evitó el segundo tanto de Aduriz. 

El Celta, sin el balón, sufría, y los rojiblancos le hacían daño explotando sus errores. Sobrepasado el ecuador del primero tiempo, De Marcos volvió a rozar el gol con un potente disparo que se marchó ligeramente alto. No encontraban los locales la manera de hacerle daño al equipo de Valverde, con Orellana y Nolito bien defendidos en las bandas y Larrivey sin espacios entre la defensa vasca. 

El Athletic era superior y en el minuto 31 recibió la recompensa a su fútbol, después de que San José se aprovechase de un rechace tras un cabezazo de Aduriz que se estrelló en el larguero. 

El Celta, totalmente desdibujado, aún pudo recibir otro golpe antes del descanso, pero a Aduriz se le escapó el balón cuando encaraba a Sergio Álvarez y el portero gallego tuvo tiempo para echársele encima. 

La entrada de Santi Mina en el segundo tiempo le cambió la cara al Celta, mucho más incisivo, volcando el juego hacia la banda izquierdo, donde Nolito hacía daño con sus individualidades. 

Fue, sin embargo, el joven Santi Mina el que tuvo las dos mejores ocasiones para marcar cuando apenas llevaba tres minutos en el terreno de juego, pero en su primer remate se encontró con Iraizoz y en el segundo cabeceó alto. 

Había metido el Celta una marcha a su juego, y con un gol de cabeza de Larrivey logró asustar al Athletic, cada vez metido más en su campo, intentando conservar un resultado que le mantiene con opciones de luchar por Europa. 

Se dio cuenta Valverde de que su equipo, que había perdido a Aduriz por lesión, estaba sufriendo en el centro del campo. Metió a Iturraspe y el Athletic recuperó protagonismo. El Celta estaba volcado, pero eran los bilbaínos los que hacían daño con sus rápidos contraataques. El marcador, no obstante, no se movería.