Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Lo descubrimos en 'Por fin no es lunes'

¿Tener demasiado ocio puede perjudicarnos?

¿Sabes qué hacer con el tiempo libre? ¿Tienes tiempo libre? ¿O lo buscas…? La cuestión es que si no lo tienes pero te lo inventas eres una persona un poco más feliz. Esto no lo dicen en el informe de las Universidades de Pensilvania y California del que ahora os hablo, pero es lo que a mí más me funciona.

Isabel Lobo | Madrid
| 09/03/2019

Por un lado hay que saber que la ‘satisfacción vital’ se mide. ¿Cuándo está en su punto álgido? Cuando tienes al menos 2 horas de tiempo libre cada día. Pero por encima de las 3 horas y 45 minutos el bienestar comienza a disminuir.

¿Por qué sucede esto? Es toda una cadena de compensación en la que estamos muy perdidos. Como el tiempo, que lo perdemos con mucha facilidad. La cuestión es que trasladamos el ritmo del trabajo a los demás ámbitos de nuestra vida. Es decir, la adrenalina de la jornada laboral hace que tengamos un impulso que ayuda a querer seguir ‘haciendo más cosas’ al llegar a casa. Sin embargo, lo que ocurre es que, una vez que paramos, si no hay plan, falta conciliación, hay familia… Se desencadenan una serie de tareas que poco tienen que ver con lo que te apetecería hacer.

La clave, mal que nos pese, está en la organización. Y un poco de ironía que viene a cuento. Seguro que hay muchos que al conocer este estudio han sospechado: ¿A ver si este estudio está patrocinado por jefes o lo han sacado de alguna película americana? Pueden ser las dos opciones.

Los efectos de tener mucho y poco tiempo libre realmente se miden según la importancia que le damos a cada faceta de la vida.