Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

OPINIÓN EN LA BRÚJULA

La carta de Ónega a Anne Hidalgo: "Sus votantes han encontrado en usted la alcaldesa que una gran ciudad necesita"

Fernando Ónega dedica su carta de este lunes a Anne Hidalgo, vencedora de las elecciones municipales que ha conseguido un segundo mandato al frente del Ayuntamiento de París. "Felicidades, nieta del cruel exilio español e hija de la durísima emigración".

La izquierda mantiene París y los ecologistas cogen fuerza en unas municipales francesas marcadas por la abstención

Fernando Ónega
 |   | 29/06/2020

Y buenas noches a Anne Hidalgo, Anita Hidalgo para sus paisanos de San Fernando. Felicidades, señora. Felicidades, nieta del cruel exilio español. Hija de la durísima emigración. Ana del electricista y la costurera, que nació aquí, se fue con sus padres a Lyon cuando tenía dos años, se fue a estudiar a Paris y París le eligió su reina en dos elecciones seguidas.

Siempre, con la mitad de los votos. Mayoría absoluta. Riñó la batalla de las municipales frente a otras dos mujeres, y a una le sacó 15 puntos de ventaja, y a la candidata de Macron nada menos que 35 puntos.

Fue una contienda entre grandes mujeres y ganó la mejor. Y mire, Anne Hidalgo, que su primer mandato fue accidentado. Estaba en la alcaldía cuando los grandes atentados terroristas. Y cuando ardió Notre Dame. Y los fines de semana que los chalecos amarillos inundaban la ciudad y la llenaban de barricadas. Y algo hizo bien, algo tuvo que hacer muy bien, porque los parisinos no le retiraron su apoyo.

Yo creo que ha sido porque lleva consigo la gracia de la tierra gaditana. Yo creo que ha sido por esa cara siempre sonriente, que sugiere optimismo e inspira confianza. Es como la sonrisa de la República Francesa frente a una política tensionada. Al contrario que a Hemingway, le cabe París en la cabeza.

Se ha propuesto desmentir a Albert Camus, que veía a París sucia y con patios oscuros. Y entiendo que sus votantes han encontrado en usted la alcaldesa que una gran ciudad necesita: la que en la crisis del coronavirus se puso a repartir mascarillas por la calle, la que habla de hacer una capital más humana, la que propone menos asfalto y más verde, y por eso se alió con los ecologistas, que han sido los ganadores de las elecciones municipales de ayer.

Felicidades, Anne. Supongo que Pedro Sánchez ya le habrá devuelto los piropos que usted le dedicó en un acto de apoyo en Cádiz, cuando le dijo “guapo, guapo y más que guapo”. Empiezo a pensar que es usted la superviviente, casi la reserva del socialismo francés, tan desaparecido en combate. Supongo que sabe que esperan verle en Chiclana este verano y aplaudirle en algún tablao. Y supongo que sabe que en San Fernando han vuelto a celebrar su elección como si hubiese ganado el Tour.