Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

España ha cedido dos aviones anfibios al proyecto RescEU de la CE

Una brigada europea para combatir los incendios forestales

La Unión Europea da un paso más en la lucha contra los incendios con la creación de RescEU, un ambicioso proyecto para hacer frente a los desastres naturales agravados por el cambio climático. España es uno de los países impulsores de esta iniciativa a la que ha aportado dos aviones anfibios.

Javier Ramia
 |  Madrid | 16/07/2019

La incapacidad de reacción de la Unión Europea frente a los devastadores incendios de Portugal en 2017 mostró la necesidad de reforzar el Mecanismo de Protección Civil de la UE. Esta iniciativa, que surgió en 2001 y en la que participan todos los Estados miembros de la UE más seis países externos (Islandia, Noruega, Montenegro, Serbia, Turquía y Macedonia del Norte), se ha activado en 300 ocasiones desde su creación, incluyendo el brote de ébola de 2014 o el terremoto de Nepal de 2015.

La Comisión Europea impulsa ahora el proyecto RescEU para dar un paso más en la lucha europea contra los desastres naturales, cada vez más intensos debido al cambio climático. Solo en España, en lo que va de año, ya se han producido 2.631 incendios que han arrasado 48.460 hectáreas. El comisario europeo de Ayuda Humanitaria y Gestión de Crisis, Christos Stylianides, ha definido el proyecto como “una red de seguridad lista para activarse cuando los recursos nacionales estén saturados”.

Aunque el objetivo a largo plazo es disponer de equipos europeos propios, el proyecto se ha iniciado con la creación de una flota transitoria contraincendios a la que España ha cedido dos aviones anfibios Canadair CL-415 con 6.000 litros de capacidad. Francia, Italia, Suecia y Croacia también han contribuído a una flota que, por el momento, cuenta con siete aviones y seis helicópteros.

El ministro en funciones de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha ofrecido a las fuerzas de extinción europeas la posibilidad de que se establezca en España una base regional que cubriría toda la zona mediterránea. Por su parte, el ministro en funciones del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha destacado el carácter solidario de esta iniciativa cuando más se cuestiona el proyecto europeo.

RescEU puede prestar asistencia a cualquier país del mundo que lo solicite en caso de que no puedan gestionar por sí mismos un desastre natural. Los medios aéreos permanecen en los Estados que los han cedido y pueden utilizarlos mientras no se necesiten. En el caso de los dos aviones anfibios que ha aportado España, se encuentran en la Base Aérea de Torrejón de Ardoz en Madrid.

play