Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Primera víctima mortal por esta causa en la ciudad de Barcelona

Muere una anciana en Barcelona tras ser atropellada por un patinete eléctrico

Una anciana de 82 años murió el pasado 25 de noviembre tras ser atropellada tres días antes por un patinete eléctrico, según han confirmado fuentes del Ayuntamiento de Barcelona.

EFE
 |  Madrid | 15/12/2019
Patinetes eléctricos en una acera

Patinetes eléctricos en una acera / EFE

La mujer es la primera víctima mortal por esta causa en la ciudad de Barcelona, aunque la Guardia Urbana todavía investiga si la muerte de la anciana está directamente relacionada con el atropello sufrido.

Según publica El Periódico, la mujer, Josefa Montoya, de 82 años, sufrió el atropello en el cruce de las calles Joaquim Costa y del Carme, en el barrio del Raval de Barcelona, donde vivía. El vehículo impactó frontalmente con ella, que cayó hacia atrás.

Permaneció en el suelo en posición supina, consciente pero confusa, hasta que llegó una ambulancia, y desde allí la trasladaron al hospital del Mar, donde entró en coma, explica este diario, que ha hablado con la hermana de la fallecida, María Montoya.

Tras ser operada de urgencia, falleció tres días después, el 25 de noviembre. Por su parte, fuentes del Ayuntamiento de Barcelona han asegurado que tienen constancia de un accidente provocado por el atropello de un patinete a un peatón el 22 de noviembre por la

mañana en la calle del Carme.

No obstante, estas fuentes aclaran que el personal sanitario que acudió a ese lugar la asistió por un ataque de ansiedad y no estimó que tuviera lesiones graves, y han añadido que luego han tenido constancia de que la mujer acabó falleciendo el 25 de noviembre.

Por ello, la unidad de investigación y prevención de la accidentalidad de la Guardia Urbana investigará con el hospital que la atendió si la muerte pudo ser consecuencia del atropello.

"Solo sabemos que el patinete era de una empresa, que estaba alquilado. Estamos esperando a que nos den el acta de defunción y el parte del accidente para poner una denuncia. Pero no sabemos nada más, ni siquiera quién tuvo la culpa: si ella o quien iba en el

patinete", explica la hermana de la víctima.

Según el informe anual sobre seguridad vial de la Fiscalía de Barcelona, la Guardia Urbana denunció en el 2018 a un total de 1.868 usuarios de patinetes eléctricos por infracción de la ordenanza municipal. La mayoría de estos expedientes, en concreto 806, se han incoado por generar un riesgo para la circulación.

La primera muerte en España por un patinete eléctrico ocurrió en agosto de 2018 en Esplugues de Llobregat (Barcelona), cuando un hombre arrolló a una anciana de 90 años.