Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

al sacerdote Carlo Alberto Capella

El Vaticano condena a un sacerdote a 5 años de prisión por posesión de pornografía infantil

El Tribunal del Vaticano ha condenado al sacerdote Carlo Alberto Capella, exconsejero de la nunciatura en Washington, a cinco años de prisión y a pagar cinco mil euros por posesión y tráfico de imágenes de pornografía infantil.

Europa Press | Madrid
| 23/06/2018
Vaticano

Vaticano / Agencias

Según ha informado la oficina de prensa de la Santa Sede, Capella admitió en sede judicial haber traficado con pornografía infantil a través de una red social porque se encontraba en un momento de "conflicto interior, un sentido de vacío y de inutilidad", según han informado medios italianos.

"Fueron el origen de actos compulsivos de consultas impropias en Internet de cosas que hasta ahora no habían nunca atraído mi interés", argumentó en el jucio.

El juez instructor del Tribunal del Estado de la Ciudad del Vaticano abrió diligencias en septiembre de 2017. El 9 de junio dispuso su envío a juicio al considerar que el Vaticano era competente para juzgarlo porque se trata de un oficial de la Santa Sede.

Capella, que se encontraba desde el pasado 7 de abril en arresto por la Gendarmería vaticana, fue acusado de posesión de pornografía infantil. La primera audiencia de este proceso fue este viernes.

El sacerdote, que ostentaba el título de monseñor de forma honorífica aunque no era obispo, trabajaba como consejero de la Nunciatura en Washington y antes había trabajado en la sección de Relaciones con los Estados de la Secretaría de Estado del Vaticano. El 21 de agosto el Departamento de Estados de Estados Unidos notificará por vía diplomática, la posible violación de las normas en materia de imágenes de pornografía infantil por parte de un miembro del cuerpo diplomático de la Santa Sede acreditado en Washington.