Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

LO DESCUBRIERON COMIENDO CERDO

Detienen a un estadounidense por hacerse pasar durante 30 años por un príncipe saudita

Un estadounidense ha sido detenido por hacerse pasar, durante 30 años, por un príncipe saudita. El hombre ha sido descubierto cuando le pillaron comiendo carne de cerdo.

ondacero.es
  Madrid | 05/06/2019

Este hombre se llama Anthony Gignac y ha sido condenado por un tribunal de Miami a 18 años de cárcel por suplantar durante 3 décadas a un príncipe saudí y estafar a decenas de inversionistas a los que habría sisado al menos 7 millones y medio de euros. Se hizo de joyas, obras de arte, disfruto de jets privados, coches de lujo y viajes a todo trapo por todo el mundo.

El hombre ya se había hecho pasar anteriormente por diplomático, le cogió gusto a la cosa, y decidió convertirse Kalid Bin Al Saud, uno de los múltiples príncipes que pueblan la corte saudí, hombre de negocios y bien relacionado. Con este currículum, además de placas diplomáticas falsas, Instagram falso, look de ricachón, también falso y una cara muy dura, con todo esto fue convenciendo a inversores de inmejorables negocios.

Les decía, por ejemplo, que quería comprar tal hotel, que necesitaba un socio local y así iba desplumando a sus victimas hasta que se cayó con todo el equipo cuando una de esas victimas le denunció porque no voy nada claro que comiera alegremente jamón, tocino y otras partes del cerdo, prohibidos en la religión musulmana.

Es decir, 30 años de trama criminal perfectamente montada y al tipo le detienen por un trozo de jamón. Lo peor es que no aprende, le ha cogido el gusto a esto de estafar y gastarse el dinero ajeno y lo han detenido ya 11 veces por esta historia.