Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

fue arrestado el pasado día 24 de noviembre

Detenido un sacerdote español en Venezuela por presuntos abusos a una niña de 12 años

El sacerdote de origen español Iván Merino Pedial, perteneciente a la Orden de los Agustinos Recoletos y Vicario Parroquial de la Parroquia Santísima Trinidad, ha sido detenido e imputado por un abusar sexualmente de una niña de 12 años.

EFE | Madrid
| 29/11/2018
Venezuela

Venezuela / laSexta .com

Merino, de 35 años, fue arrestado el pasado día 24 de noviembre cuando agentes de la Policía del estado Zulia detectaron un vehículo en el que el hombre se encontraba en compañía de una menor. La niña manifestó a los agentes que el párroco había abusado de ella durante los últimos tres años.

Tras su arresto, la Fiscalía del estado de Zulia le imputó un delito de abuso sexual continuado y el tribunal correspondiente ordenó su ingreso en prisión, según la prensa venezolana. La Arquidiócesis de Maracaibo ha emitido este miércoles un comunicado, leído por el obispo auxiliar monseñor Ángel Caraballo, en el que ha anunciado que prohíben al párroco "el ejercicio del ministerio sacerdotal" en la citada Arquidiócesis.

En el comunicado, la Arquidiócesis pide perdón a los allegados de la víctima y traslada su "más firme y contundente condena a esta acción lasciva y a toda forma de abuso sexual", especialmente, aclara, "si (es) cometida por un sacerdote".

Igualmente, ha adelantado que la Orden a la que pertenece el párroco ha iniciado el proceso previsto en el Código de Derecho Canónico, en las Normas de los Delitos Más Graves y en el Protocolo establecido por la Conferencia Episcopal Venezolana para estos casos, "a fin de que se restituya la justicia, se repare el escándalo y se reforme al clérigo culpable".

"Manifestamos nuestro compromiso de velar que, situaciones como esta no se presenten en el seno de nuestra Iglesia local y hacemos nuestras las palabras: "la gente debe saber que en el sacerdocio y en la vida religiosa no hay lugar para quien podría hacer daño a los niños y a los jóvenes", concluye el comunicado, citando a Juan Pablo II.

Es de Motril pero no ejerció en ninguna parroquia granadina

Iván Merino Pedial es de Motril, si bien no ha ejercido su labor pastoral en ninguna parroquia de la provincia de Granada. Según han informado a Europa Press fuentes del Arzobispado de Granada, este religioso perteneciente a la Orden de los Agustinos Recoletos y Vicario Parroquial de la Parroquia Santísima Trinidad, no es sacerdote diocesano ni tiene cargo pastoral en Granada.

Merino Pedial fue ordenado en Granada por un obispo de su congregación, que lo trasladó posteriormente fuera de España, lo cual fue comunicado al Arzobispado, como obliga el Derecho Canónico, han explicado estas fuentes.

En un comunicado, la Orden de Agustinos Recoletos ha informado de que, junto con la Arquidiócesis de Maracaibo, ha decidido "la suspensión del ejercicio del ministerio sacerdotal al religioso".

La orden ha iniciado una "investigación exhaustiva" sobre el asunto, según dicta el Derecho Canónico, y que será elevada posteriormente a la Congregación de la Doctrina de la Fe para que dictamine lo que proceda.

Igualmente, ha reprobado y condenado "absolutamente la conducta impropia de este religioso", que dio clases en un colegio de Granada, y ha pedido perdón a la víctima, a su familia, a la Iglesia y a la sociedad, además de acatar, "en todo momento, la legislación venezolana en relación a este caso".

Asimismo, la Orden Agustino Recoleta ha mostrado su "compromiso de colaborar en todo lo posible con la justicia", y ha lamentado "profundamente todo comportamiento inapropiado de estas características, los que están siendo investigados y aquellos que podamos desconocer". También ha negado que haya habido acusaciones o denuncias de esta índole contra este religioso durante su permanencia en España.