Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

PARA cumplir con los compromisos de reducción de emisiones de CO2 para 2030.

La coalición de Merkel pacta un paquete climático tras 18 horas de negociación

La coalición entre el bloque conservador de la canciller alemana, Angela Merkel, y los socialdemócratas alcanzaron un acuerdo para un ambicioso paquete en defensa del clima, tras 18 horas de negociación y en medio de una convocatoria

masiva en todo el país en defensa del planeta.

EFE
 |  Madrid | 20/09/2019
Angela Merkel

Angela Merkel / EFE

El objetivo del paquete, cuyos contenidos presentarán a lo largo de este viernes la canciller y algunos de sus ministros, es cumplir con los compromisos de reducción de emisiones de CO2 para 2030.

Para ello se contemplan desde medidas fiscales a incentivos para las inversiones a empresas que apuesten por la economía verde, con un coste total que, según algunos medios alemanes, podrían situarse en los 40.000 millones de euros. Pese a ello, el gobierno de Merkel no considera apartarse del objetivo del déficit, lo que ha sido la máxima directriz en materia de Finanzas de los sucesivos ejecutivos de la canciller.

El anuncio del consenso surgió a media mañana, tras una larga negociación entre los tres partidos que integran la coalición -la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel, su hermanada Unión Socialcristiana de Baviera (CSU) y el Partido Socialdemócrata (SPD).

Los tres partidos coincidían en la voluntad de convertir la lucha climática en tarea prioritaria para lo que queda de legislatura -previsiblemente, hasta 2021-. Las diferencias entre el bloque conservador y los socialdemócratas están principalmente en cómo acometer esa lucha, ya que la CDU/CSU favorecía un plan de incentivos millonarios para animar a las empresas a invertir en economía verde, mientras que el Partido Socialdemócrata (SPD) quiere medidas vinculantes.

Alemania logró cumplir los objetivos climáticos en 2010, pero ha admitido que no le será posible hacerlo con los de 2020, por lo que ahora la meta está fijada en conseguirlo hasta 2030. La sesión negociadora entre la coalición se produce

coincidiendo con la jornada de movilización general, con más de 500 manifestaciones convocadas en todo el país.

La principal de ellas discurre en las inmediaciones de la emblemática Puerta de Brandeburgo de Berlín, con decenas de miles de escolares, muchos de ellos acompañados de sus padres o maestros, así como organizaciones ecologistas, sindicatos y otros colectivos.

Solo en Renania del Norte-Westafalia, el "Land" más poblado del país, hay unas 90 marchas y acciones de protesta. A diferencia con lo que ocurría en las anteriores marchas del "Fridays for Future", en que los participantes en esas marchas se arriesgaban a que constara como falta a las clases, en esta ocasión muchas escuelas optaron por dejar a sus escolares libertad para asistir o no al colegio.

A la jornada de movilización general en defensa del clima se han sumado unas 1.700 empresas de todo el país, algunas de las cuales facilitarán a su personal que acudan a las marchas.