Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Debate 13J

Mariano Rajoy: "Aquí no se viene a hacer prácticas, al gobierno se llega aprendido"

Mariano Rajoy, presidente en funciones, ha lamentado que sus rivales políticos "predican" mucho pero no son conscientes de la dificultad que conlleva gobernar. "Gobernar es muy difícil y predicar es muy fácil". Además ha añadido que "cuando se viene a un debate de estas características conviene traerse los temas estudiados porque se dicen unas cosas increíblemente notables".

El líder del PP, Mariano Rajoy, ha reprochado esta noche a sus rivales en el debate 'a cuatro' que hayan dicho "algunas mentiras" sobre su gestión, y les ha afeado también que no hayan acudido con los temas "estudiados" a esta cita.

Así ha cerrado Rajoy el bloque de economía en este debate, en el que ha respondido a las acusaciones de Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera aludiendo a su inexperiencia en la gestión.

"Simplemente quisiera decir que cuando se viene a un debate conviene traerse los temas estudiados", ha dicho Rajoy, quien ha insistido en que "gobernar es muy difícil y predicar es muy fácil", y les ha advertido de que al Gobierno de un país no se va a "hacer prácticas" y hay que hacerlo "aprendido".

Mariano Rajoy ha señalado que los demás candidatos han dicho "algunas mentiras", como que no ha bajado el IRPF, cuando lo ha hecho en dos ocasiones, o el Impuesto de Sociedades. Afirmaciones que le replicaba mientras Pedro Sánchez al subrayar que antes había subido ambos tributos.

El jefe del Ejecutivo también ha negado que se hayan perdido en el último año 10.000 millones de recaudación, aunque en realidad ha aumentado 12.000 millones.

Y ha señalado que si España hubiera aceptado el rescate de Europa, como según ha dicho "decía el señor Rivera", el país estaría ahora como Grecia.

"Las cosas no están bien, pero están mejor, no quieren reconocerlo porque no reconocen nada", ha lamentado el presidente del Gobierno sobre las intervenciones de los demás candidatos.