Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

en su etapa precoz

Científicos diseñan un lunar artificial como sistema de alerta temprana de cuatro tipos de cáncer

Junto con la enfermedad cardiovascular, el cáncer se ha convertido en la principal causa de muerte en los países industrializados. Muchos de los afectados son diagnosticados solo después de que el tumor se ha desarrollado extensamente, lo que, a menudo, reduce la posibilidad de recuperación de manera significativa: la tasa de curación para el cáncer de próstata es del 32 por ciento y solo del 11 por ciento para el cáncer de colon. La capacidad de detectar dichos tumores de manera fiable y temprana no solo salvaría vidas, sino que también reduciría la necesidad de un tratamiento costoso y estresante.

Agencias | Madrid | 19/04/2018

Imagen de un lunar

Imagen de un lunar / Flickr/Scott Robinson

Científicos de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (EPFZ) han desarrollado un 'tatuaje biomédico' que, colocado debajo de la piel, permite detectar cuatro tipos de cáncer muy extendidos en su etapa precoz, antes de que los test convencionales permitan descubrir la enfermedad.

Un equipo liderado por el doctor Martin Fussenegger, del Departamento de Biosistemas de la EPFZ, ha desarrollado ese sensor, que cambia de color -de allí su denominación de "tatuaje"- y da la alerta frente a indicios de cáncer de la próstata, del pulmón, del colon y de mama, los más comunes.

La investigación se ha realizado por ahora con ratones y en piel de cerdo, y los participantes reconocen que deberá pasar un tiempo considerable, al menos diez años, antes de que el producto se encuentre listo para circular en el mercado.

El EPFZ indicó que para avanzar en esa dirección se requiere continuar con pruebas clínicas y de desarrollo que son particularmente laboriosas y costosas, y que el grupo de investigación no puede costear. Citado en un comunicado del EPFZ, Fussenegger consideró que el concepto de 'tatuaje biomédico' también sería aplicable a otras enfermedades de evolución gradual, como patologías degenerativas y desórdenes hormonales.

Sobre la manera en que funciona el método, explicó que el sensor se compone de un red genetica que se coloca en las células humanas y que se encapsula en un implante, que consigue medir la tasa de calcio en la sangre.

Cuando esa tasa supera un límite establecido durante un periodo prolongado se activan una serie de señales que generan la producción de pigmento endógeno en las células genéticamente modificadas, lo que a su vez provoca que el lunar originado por la sonda oscurezca, dando así la alerta al portador.

Fussenegger sostuvo que el lunar "no significa que la persona va a morir pronto", sino todo lo contrario, ya que una detección precoz de la enfermedad aumenta la posibilidad de supervivencia. En el caso del cáncer de mama, sólo una de cuatro mujeres afectadas tiene posibilidades de cura si el mal ha sido detectado tardíamente, frente al 98% en caso de que se detecte muy rápidamente. En el caso del cáncer de próstata, la tasa de cura es actualmente del 32% y en el de colon de 11%.