Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

POR UN PARTIDO DE PRIMERA RONDA

Marrero y Verdasco, investigados por presunto amaño en Wimbledon

Fernando Verdasco y David Marrero están siendo investigados por un presunto amaño en su partido de primera ronda de dobles en Wimbledon, en el que cayeron derrotados. La cadena australiana ACB sacó a la luz la información y el New York Times señala a los tenistas españoles.

Efe | Madrid | 12/07/2018

Marrero y Verdasco, durante un partido

Marrero y Verdasco, durante un partido / Efe / Archivo

Los tenistas españoles Fernando Verdasco y David Marrero están siendo investigados por un posible amaño en su partido de primera ronda de dobles en Wimbledon, en el cual perdieron ante el argentino Leonardo Mayer y el portugués Joao Sousa.

La información sobre la investigación en un partido de dobles la sacó a la luz la cadena australiana ABC, pero ha sido el New York Times el que, a través de la casa de apuestas Pinnacle Sports, ha confirmado los nombres de los implicados en él. Pinnacle confirmó que el partido en cuestión ha sido clasificado como sospechoso por "irregulares patrones en las apuestas".

Sam Gomersall, responsable de Pinnacle, dijo que la compañía se dio cuenta de una serie de apuestas hechas desde cuentas con un historial de apuestas en partidos sospechosas. Estas habrían sido realizadas una hora antes de que el encuentro comenzase.

"Seguimos nuestro estricto protocolo cuando se trata de alertas sobre amaños en las apuestas y se lo notificamos a las autoridades, además de que reducimos los mercados de apuestas para ese partido de forma inmediata", argumentó Gomersall.

Marrero ya fue investigado en 2016

No es la primera vez que Marrero se ve envuelto en un lío de este estilo, ya que fue investigado por supuesto amaño en un partido de dobles mixto en el Abierto de Australia 2016, junto a la también española Lara Arruabarrena.

No obstante, la Unidad de Integridad del Tenis (TIU, por sus siglas en inglés), que investiga los casos de posible corrupción en este deporte, exoneró a ambos tenistas al no haber "evidencia de actividad corrupta".

Los cambios en los patrones de apuestas de un partido no son signo inequívoco de amaño, ya que estos pueden deber a muchas razones. Además, Pinnacle aseguró que este es el único partido que ha sido investigado tanto en este Wimbledon como en el pasado torneo de Roland Garros.