Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Liga de Campeones I Real Madrid 3 - 0 Borussia

Real Madrid 3 - 0 Dortmund

El Real Madrid pone rumbo a semifinales tras una primera media hora de partido para enmarcar, en donde Isco fue el timón del equipo. El Borussia Dortmund acusó las bajas y aunque tuvo varias llegadas en la segunda mitad, estuvo a merced de un Real Madrid que estuvo muy bien en todas sus líneas. Partidazo de Pepe y Carvajal, que estuvieron perfectos. La nota negativa la puso Ronaldo al ser sustituido a falta de diez minutos para el final por problemas en su rodilla.

Javier Espelosín I @javi_ef85  |  Madrid |  02/04/2014

Las derrotas ante el Barcelona y el Sevilla habían apagado de golpe la alegría y optimismo del madridismo de las últimas semanas. Pero tocaba Copa de Europa, el campeonato histórico del Real Madrid, en la competición donde siempre se ha sentido más cómodo, pero la llegada del Borussia se esperaba con respeto: el estadio no se llenó y nadie se había olvidado de las semifinales del año pasado, donde el conjunto blanco era favorito pero los del Klopp dieron la sorpresa en la ida y endosó un cuatro uno que fue irremontable en la vuelta. Pero el partido también se esperaba con ánimo de dar un golpe encima de la mesa, de venganza, y la puesta en escena del equipo blanco fue clara.

Y las cosas no podían empezar mejor para el Real Madrid. El equipo empezó como un cohete y a los tres minutos Benzema rescató la pelota pegado a la banda derecha, esperó que llegara Carvajal y le puso la pelota para que entrara en el área y doblara a Bale, que con el control se quedó sólo ante el guardameta y e hizo el primero con la puntera de tiro cruzado.

El golpe dejó tocado al Borussia y los de Ancelotti se hicieron dueños del partido, con un Ronaldo con hambre de sangre y goles, y con Isco, que entró en el once por la baja de última hora de Di María, que se hizo dueño del medio del campo. El portugués tuvo en sus botas cuatro llegadas con peligro, especialmente una falta desde casi treinta metros que Weindefeller echó a córner.

Pasado el ecuador de la primera mitad, los blancos bajaron la intensidad respecto a los primeros minutos, pero siguió con el dominio total del partido y no dejó de crear peligro. Una mala salida del balón de los alemanes, lo aprovechó Xabi Alonso para robar la pelota, que le cayó a Isco en la frontal del área, controló, y soltó un latigazo, cruzado, abajo, a la derecha del guardameta que nada pudo hacer para evitar el segundo.

El Real Madrid cuajó una de las mejores primeras partes de la temporada guiados por Isco, aunque en los últimos minutos acusó el gran esfuerzo realizado. Bale pudo ampliar la distancia con una nueva falta que de nuevo encontró a Weindefeller y la primera y única oportunidad del Borussia llegó a los treinta y dos minutos de juego.

La segunda mitad parecía tener el mismo guion que la primera y el Real Madrid buscó el gol de la sentencia, que pudo llegar en las botas de Bale al minuto del comienzo, en un mano a mano que detuvo el guardameta alemán. Pero dos minutos más tarde, el Borussia pilló al Madrid a la contra y Aubameyang tuvo en sus botas el gol, pero cruzó en exceso a la derecha de la portería de Casillas. Y de nuevo un saque de esquina a favor del Madrid acabó en una contra clarísima para el Dortmund que no supo cómo resolver. El Borussia perdonó, algo que Ronaldo no suele hacer. Cuando peor estaba el Real Madrid, apareció Modric para dejar a Ronaldo sólo ante el portero, le sentó con un amago, y empujó la pelota al fondo de la portería haciendo el tercero.

El Borussia se fue arriba a sabiendas de que necesitaban anotar al menos un gol para tener opciones de remontada, y las ocasiones empezaron a producirse. La zaga tuvo que emplearse a fondo ante un equipo que poco le quedaba por perder, y Casillas apareció en varias ocasiones. Los acercamientos llevaban peligro pero no acababan de rematar las jugadas. Pese a ello, el Real Madrid estaba a gusto sobre el césped. El resultado daba esa serenidad y tranquilad para estar concentrados, y los huecos que dejaba la defensa del Dortmund eran un regalo para Ronaldo, Bale y Benzema, que sin embargo no supieron aprovechar. El francés pudo aumentar la goleada en dos ocasiones, pero no puedo encontrar puerta y dejó su sitio a Morata, que tampoco pudo hacer su gol.

Todo parecía perfecto para el Real Madrid, hasta que a diez minutos para el final Cristiano Ronaldo se tiró al suelo y pidió el cambió. La rodilla que le lleva dando problemas en los últimos partidos le hizo parar. El rostro del jugador mostraba preocupación y la única imagen esperanzadora, fue que se retiró por su propio pie del terreno de juego. Era sabido por todos que Ronaldo estaba sufriendo molestias en su rodilla, y parece que se va a activar el debate sobre si debía haber sido sustituido o no una vez que anotó el gol de la sentencia.

El Real Madrid encarrila el pase a las semifinales de la Champions League. La primera media hora fue de lo más bonito y efectivo de los de Ancelotti en toda la temporada, e Isco brilló con luz propia: manejó el medio del campo, hizo jugar al equipo y sus jugadas generaron peligro constante. Tras el inicio del segundo tiempo, el Dortmund pudo recortar, pero Ronaldo se encargó de matar el partido y de dejar la eliminatoria muy de cara para el Real Madrid. Carvajal, que participó en el primer gol, y Pepe, que lo cortó todo, fueron los otros protagonistas del partido. La nota negativa la dio el propio portugués, que fue sustituido a falta de diez minutos para el final. El martes, vive la vuelta en Radioestadio.