Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

TENIS | CONDE DE GODÓ

Nadal se venga de Almagro en Barcelona

Rafael Nadal ha eliminado a su compatriota Nicolás Almagro en segunda ronda del torneo Conde de Godó de Barcelona. De esta manera, el manacorí se venga del murciano por la eliminación en la edición anterior en cuartos de final. El partido de hoy terminó en 6-3 y 6-1 en un tiempo de una hora y 38 minutos.

EFE | Madrid | 22/04/2015

Rafa Nadal

Rafa Nadal / Getty Images

El español Rafael Nadal, ocho veces campeón del Barcelona Open Banc Sabadell-Trofeo Conde de Godó, se vengó de su compatriota Nicolás Almagro por la eliminación en cuartos de final del año pasado y lo derrotó hoy en segunda ronda del torneo, por 6-3 y 6-1.

El partido se alargó una hora y 38 minutos, pero podía haber durado mucho menos si ambos jugadores no hubiesen protagonizado un maratoniano último juego que resumió lo que fue el choque: un Nadal sin confianza para cerrar el partido y un Almagro que encadenaba error tras error (hizo hasta 35 no forzados) y que desperdició hasta siete bolas de 'break' en ese juego para mantenerse vivo.

Nadal, que debutaba hoy en Barcelona, se adjudicó el primer set tras romper el saque del murciano en el quinto y el último juego de esta primera manga, en la que exhibió un tenis sin alardes pero suficientemente sólido. Almagro pareció reaccionar ante el número 4 del mundo, pero después de romper el servicio de su adversario en el primer juego del segundo parcial, encajó seis juegos seguidos de Nadal, que dejó que fuera su rival quien ganara o perdiera casi todos los intercambios.

En el último juego, eso sí, el balear necesitó hasta tres bolas de partido para tumbar a su rival, que ha caído hasta el 123 del mundo tras operarse en junio pasado de una fascitis plantar y que está lejos del momento de forma en que llegó el año pasado, cuando apartado a Nadal del camino hacia su noveno Godó en diez años.