Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

BLOG DE ÓSCAR LANGA

La tensión que vamos a vivir en las 17 carreras que faltan en Moto GP no es buena para el motociclismo

El Gran Premio de Argentina pasará a la historia por la suma de errores que se han cometido en la carrera de MotoGP.

@OscarLanga | Óscar Langa | Madrid | 09/04/2018

Valentino Rossi cae en la última curva del circuito de Argentina tras un toque con el Marc Márquez

Valentino Rossi cae en la última curva del circuito de Argentina tras un toque con el Marc Márquez / EFE

Primero por parte de Dirección de Carrera al permitir el caos momentos antes de la salida. Esto demuestra que habría que dejar bien claro el procedimiento en las salidas, de tal manera que la moto con que contaran los pilotos unos minutos antes de dar la vuelta de calentamiento sea la de salida, acierten o no con la estrategia.

Lo sucedido en Argentina, donde solo había un piloto en el puesto original y ver al resto unas cuantas filas más retrasadas, sumado a los minutos de desconcierto no ayuda a la imagen del motociclismo. Después lo sucedido con Marc Márquez con la moto parada también debería estar perfectamente claro y obligar al piloto a tomar la salida desde el pit lane, en vez de permitirle hacer esa maniobra irregular y luego sancionarle.

Otro aspecto a destacar es que hay que utilizar la misma vara de medir para todos los pilotos ya que hemos visto como Marc Márquez ha sido sancionado en más de una ocasión y acciones como la de Zarco con Pedrosa, sin duda el piloto más perjudicado ya que tiene la muñeca derecha muy dolorida, salió sin ninguna sanción para el piloto francés. Y lo más relevante vino después con las acciones de Marc Márquez.

Es cierto que el actual Campeón del Mundo salió con mucha rabia y no supo medir bien los tiempos de la carrera, en un fin de semana en el que había sido claramente superior y tenía la victoria en el bolsillo. Pero después de la sanción inicial, tuvo que remontar desde puestos muy retrasados y en alguna ocasión cometió adelantamientos indebidos, como el de Aleix Espargaró, acción en la que volvió a ser sancionado con la pérdida de un puesto. A pesar de eso, el ritmo de Márquez era tan endiablado que llegó hasta Valentino Rossi, momento en el que un adelantamiento en el que apenas había espacio provocó el contacto con el piloto italiano, con las consecuencias que todos sabemos y eso hizo que nuevamente fuera sancionado, echando por tierra la tremenda remontada y que al final, la superioridad que ha demostrado no haya valido para nada, saliendo de Argentina con cero puntos. Creo que nadie duda de que las sanciones a Marc han sido justas y que debería medir un poco más algunos adelantamientos.

Una vez dicho esto, creo que las declaraciones de Valentino Rossi han sido totalmente desafortunadas y fuera de lugar. Se puede entender el calentón inicial del box al no aceptar las disculpas, pero una vez pasado un tiempo, en la rueda de prensa debería haber sido más comedido ya que no desaprovechó la ocasión para recordar lo de Malasia y trató a Marc Márquez como un sujeto peligroso que no respeta al resto de los pilotos, que tiene miedo a correr con él en la pista y que ha destrozado el motociclismo. Son unas afirmaciones que roza el esperpento y que no deja en buen lugar a uno de los mejores pilotos de todos los tiempos, con un carisma inmenso y que por ese motivo debería ser igual de grande dentro y fuera de la pista.

Valentino hace que no gana un Mundial de MotoGP desde el año 2009 y ha visto como los pilotos españoles le han comido el terreno, aspecto que no lo ha terminado de llevar muy bien. Ya en Malasia de 2015 no estuvo a la altura de las circunstancias y en Argentina ha vuelto a equivocarse con sus declaraciones. Marc Márquez es a su edad el piloto más laureado de la historia, nadie duda que es un gran campeón y habría que recordar los enfrentamientos de Rossi con Sete Gibernau o Stoner para darnos cuenta que en el motociclismo, todos en alguna ocasión se han equivocado y que para ello hay un procedimiento sancionador.

Pero afirmar que un piloto no respeta al resto de la parrilla y que va a sacarlos de la pista a propósito es algo muy grave y de la misma manera deberían decirle que cuide las declaraciones ya que hay una afición que merece un respeto y no es bueno calentar los ánimos. Lo peor es que estamos a comienzo del campeonato y la tensión que vamos a vivir en las 17 carreras que faltan no es bueno para el motociclismo. Espero que la afición sepa estar a la altura de las circunstancias en un deporte en el que siempre se ha vivido con pasión, pero con un gran respeto entre los aficionados.