Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

TRICAMPEÓN DE MOTOGP TRAS GANAR EN JAPÓN

Márquez: "Este ha sido el Mundial más perseguido"

Marc Márquez ya es tricampeón del mundo de MotoGP. El catalán ha ganado en Japón y las caídas de Rossi y de Lorenzo en Motegi han terminado por darle el título. "No me esperaba para nada ser campeón", afirmó, y reconoce que cuando Jorge se fue al suelo perdió "la concentración".

EFE | Madrid | 16/10/2016

Márquez celebra en el podio de Motegi su Mundial de MotoGP

Márquez celebra en el podio de Motegi su Mundial de MotoGP / EFE

El español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) se proclamó triple campeón del mundo de MotoGP en el circuito japonés de Motegi y a la hora de definir su título, tras dudar lo calificó como "el Mundial más perseguido, el que más tenía como objetivo". "La verdad es que no me esperaba para nada ser campeón, pero cuando he cruzado la línea de meta lo primero que me ha venido a la cabeza ha sido que no habría nada preparado, pero luego he visto a mi hermano y a José en la tercera curva y estaba todo preparado", explicó Márquez.

"Está claro que aquí no regalan nada y al final se cuentan todos los campeonatos y la verdad es que poder decir que tengo cinco campeonatos mundiales con 23 años es una cosa importante, pero tampoco quiero que se frene aquí, quiero seguir con la misma ambición de siempre", señaló el piloto de Repsol sobre sus cinco títulos mundiales.

Ya con el título en el bolsillo Marc Márquez dijo cuál era la clave de todo: "Es no ver un techo, al final tienes que ir año a año, disfrutando, aprendiendo como aprendimos el año pasado, y ya veremos que pasa, pero está claro que cuantos más -títulos- mejor, aunque ahora, de momento, vamos a saborear éste, que es muy importante y luego ya veremos, pero lo importante es no ponerse un límite". Márquez reconoció que hubo algunos nervios y que incluso en algún momento que vio cuesta arriba la situación en el equipo le llegaron a decir '¡Eh, tú, sonríe que tú puedes!'.

"Lo que has hecho hasta ahora no ha sido casualidad y todos somos humanos y sí, me podéis ver sonreír, esto y lo otro, pero al final la presión estaba ahí y yo mismo me la puse, porque después del año pasado, con los errores que cometí y como acabó el año, quería ganar éste", reconoció Márquez.

"Cuando se cayó Lorenzo me desconcentré totalmente"

Sobre la caída de Jorge Lorenzo no dijo más que "al final, se ve lo que es el motociclismo, que todo el mundo quiere dar su cien por cien, todo el mundo intenta ganar, incluso Jorge, al que quizás le valía con un segundo o tercer puesto para luchar por el subcampeonato y se ha caído. Esto es motociclismo y aquí todos dan el máximo".

Y es cuando ha visto en su pizarra que Lorenzo ya no estaba en carrera cuando ha perdido por unos instantes la concentración: "He hecho una vuelta que he pensado otra vuelta así y no la acabo, porque no me acordaba de reducir marchas, hasta ese momento iba siempre con todo calculado, siempre frenando en los mismos sitios, pero en esa vuelta me he desconcentrado totalmente. Luego ya sí que en las dos últimas vueltas me he vuelto a concentrar para mantenerme, he vuelto a ir al límite porque y cuando he cruzado la línea de meta ha estallado la emoción",

"Siempre he confiado en Honda"

Márquez recordó algunos momentos cruciales de la temporada: "En una reunión con los ingenieros de Honda les dije que cambiaría mi mentalidad y sumaría puntos pero que me tenían que ayudar y a mitad de temporada como máximo traerme algo. Han ido poco a poco pero bueno, en Brno llegaron unas alas, luego probamos cosas de electrónica que nos ayudaron un poquito y es lo que les pedía, sólo un poquito más para los circuitos en los que nos va bien poder ganar. He confiado siempre en Honda".

El adelantamiento en carrera que realizó a Valentino Rossi, el ya flamante campeón del mundo lo explicó así: "He visto a Valentino al principio de la carrera un poco nervioso, ha salido mal, cosa que nunca hace, luego me ha adelantado dos o tres veces, que normalmente, al principio de carrera no se hace, y se colaba de frenada e iba al límite. Ha sido en esos momentos cuando he pensado que esa pelea no me convenía, pero en el adelantamiento del cambio de dirección me he inspirado (sonrisas) y he pensado, ahora tiro que se habrá enfadado..."