Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Sobre ruedas

Justos campeones

Amigos, en Australia se han decidido los dos títulos que quedaban. Jorge Lorenzo se ha adjudicado su segundo título de MotoGP y Marc Márquez su primer campeonato en Moto2 y el año que viene el duelo que podemos vivir entre los pilotos españoles en la categoría máxima puede ser antológico. Si en MotoGP y Moto2 podemos estar de enhorabuena, no podemos decir lo mismo en Moto3 ya que hemos visto como un piloto con  gran talento ha cometido un tremendo error que puede poner en peligro su carrera deportiva. Te equivocas Maverick.

Óscar Langa | Madrid | 28/10/2012

Lorenzo y Márquez

Lorenzo y Márquez / EFE

Con los dos títulos conseguidos en Australia sumamos 38 en la historia, el tercero en MotoGP, ocho entre 250cc y Moto2, quince en 125cc, cuatro en 80cc y ocho en 50cc. En mi criterio los tres son justos campeones. Muchos decían qué hubiera pasado si en Misano Dani Pedrosa hubiera tenido una carrera normal, pero hay que recordar que Jorge Lorenzo también fue barrido de la pista por Bautista en Holanda por lo que la diferencia real era la que había antes del Gran Premio de Australia. Si añadimos que Jorge Lorenzo ha conseguido terminar en los dos primeros puestos del cajón en 16 de las 17 carreras disputadas no podemos dudar de la temporada del piloto mallorquín. Es cierto que este año ha tenido como rival al mejor Dani Pedrosa que he visto desde su llegada a MotoGP y que desde laguna Seca Honda dio un gran paso adelante con una nueva moto y eso ha supuesto una dificultad añadida para Jorge, teniendo que usar la cabeza en la última parte del campeonato para no cometer un error que permitiera a Dani tener opciones reales de título. El piloto de Honda empezó quizás un poco más conservador pensando en las lesiones que le han acompañado en los últimos años y cuando vio que todo estaba en su sitio, lo ha dado todo para intentar conseguir ser por primera vez campeón del mundo de la máxima categoría, hasta que la caída en Australia le ha impedido luchar hasta el final. De todas formas, en mi criterio el año que viene la lucha entre Dani, Jorge y Marc puede ser espectacular, sin olvidar a Valentino Rossi que seguro apurará su última oportunidad para volver a ser campeón.

 

Si la temporada de Jorge Lorenzo ha sido para enmarcar, podemos decir lo mismo de la realizada por Marc Márquez. Quizás muy pocos sepan que el invierno vivido por el pupilo de Emilio Alzamora ha sido muy duro y que ha llegado a peligrar el comienzo de temporada, pero afortunadamente pudo llegar muy justo a Qatar y pronto nos quitó la duda de su nivel ganando en la primera cita y ampliando hasta ocho las victorias conseguidas, a falta de la última en Valencia. Siempre he dicho que este chico está llamado a marcar una época y que es el sucesor natural de Valentino Rossi por su carisma. Veremos de lo que es capaz de hacer pero apuesto a que en Cheste será capaz de ir rápido la semana posterior a su última carrera en Moto2 y en la primera cita de la próxima temporada estará luchando por el podio.

Lo que si podemos asegurar es que tenemos el relevo garantizado en Moto2 ya que Pol Espargaró ha sido capaz de ponerle las cosas muy difíciles a Marc y el año que viene será el principal candidato para proclamarse Campeón del Mundo. Tiene calidad, moto, un gran equipo técnico y lo principal, no tendrá a Márquez como rival.

De lo que no podemos estar contentos es con lo sucedido en Moto3 con Maverick Viñales. Creo que es el mayor error que he visto en un piloto en los años que llevo siguiendo el Mundial de Motociclismo. Jamás he visto a un piloto con el talento que tiene Maverick faltar el respeto a un equipo, a los patrocinadores, a la afición y a todos los compañeros que por falta de recursos no han podido demostrar su potencial. Conozco pilotos en las dos y cuatro ruedas que por falta de presupuesto no han podido crecer como pilotos o no ganar campeonatos por inferioridad mecánica y en este caso, Viñales ha estado apoyado durante cinco años y no siempre las cosas salen como uno quiere. Recuerdo por ejemplo las épocas en las que Aspar tenía una montura mucho inferior, a Joan Garriga cuando luchaba en inferioridad respecto a la Honda de Sito Pons, a Albert Costa en las World Series de Renault sin poder correr este año en la 3.5 ganando la última prueba del año pasado en Montmeló y tantos pilotos que por falta de presupuesto no han podido seguir.

La espantada de Malasia no puede quedar en el olvido y le tiene que servir para cambiar radicalmente de rumbo. En el deporte hay que saber ganar, pero también saber perder y en este caso un piloto de 17 años que todavía no ha ganado nada importante no puede atreverse por su cuenta y riesgo dejar a su equipo, patrocinadores y organización abandonados. La verdad es que no llego a entender la decisión de renovar un año más y en menos de un mes decir las barbaridades que ha dicho de su equipo. Habrá que ver lo que pasa en las próximas fechas pero la verdad es que con esta decisión se ha cerrado muchas puertas ya que de terminal mal con el equipo podría no correr en la próxima temporada debido a que tiene contrato en vigor, muchos patrocinadores podrían abandonarle y la verdad es que hace falta tener valor de dejar escapar por falta de educación un patrocinio como Repsol, que lo podría llevar a grandes equipos en un futuro. Y todos recordamos como Honda vetó a pilotos como Valentino Rossi o Max Biaggi y estamos hablando de la principal marca de motos del mundo. Todos nos equivocamos y espero que Maverick aprenda de la lección y sepa estar a las alturas en la carrera que queda y en las decisiones que tome en el futuro próximo ya que se juega su carrera deportiva y sería una pena que un piloto con el talento que tiene acabe en una promesa fracasada por estar mal aconsejado.

Los tres títulos ya tienen dueño pero eso no quita para que todos acudamos en masa a la última prueba del calendario en Cheste, donde viviremos un nuevo duelo entre Lorenzo y Pedrosa en MotoGP sin presión, entre Espargaró y la última carrera de Márquez en Moto2 y con Viñales que pretenderá compensar su error con una victoria. Os esperamos.