Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Sobre Ruedas

Jorge Lorenzo es el justo campeón

A pesar de que Valentino Rossi ha sido líder del Mundial de MotoGP una buena parte de la temporada, el piloto español ha superado al italiano en muchas estadísticas.

Óscar Langa | Madrid | 12/11/2015

Jorge Lorenzo celebra la victoria y el Mundial en Valencia

Jorge Lorenzo celebra la victoria y el Mundial en Valencia / Agencias

Muchas han sido las opiniones vertidas desde el Gran Premio de Malasia hasta la finalización del Mundial este pasado fin de semana en el Circuito Ricardo Tormo de Cheste, después de las explosivas declaraciones de Valentino Rossi en la rueda de prensa previa a Malasia, acusando a Marc Márquez de ser un aficionado más del piloto balear y con las consecuencias que vimos en carrera donde el nueve veces Campeón del Mundo de MotoGP perdió los nervios tirando al suelo a Márquez en una intensa lucha, recibiendo 3 puntos de sanción en el carnet y junto al que tenía de Misano le hizo salir último en parrilla en Cheste. La prensa italiana ha criticado duramente a Marc y Jorge tampoco ha salido bien parado, pero si analizamos detenidamente las estadísticas Jorge, la conclusión final es que ha sido superior a Valentino.

El mallorquín supera al de Tavullia en el número de puntos finales (330 por 325), pero también en el número de victorias ya que Jorge tiene 7 y Valentino 4. Además, Jorge gana 5 a 1 en poles, kilómetros en cabeza (1267- 254), vueltas lideradas a lo largo de los 18 Grandes Premios (274-50) y vueltas rápidas (6-4). Es cierto que Valentino ha superado a Jorge en el número de Grandes Premios como líder (16-2), pero lo que importa es quien consigue más puntos al pasar por la bandera de cuadros en la última carrera y la realidad es que Jorge en cifras absolutas supera a Valentino.

Jorge ha estado frustrado ya que en algunas citas tenía más ritmo que Valentino y cuando todo indicaba que saldría en Misano con una importante ventaja sobre el italiano, la lluvia hizo presencia y la realidad es que Valentino fue superior en Silverstone y Jorge cometió un error con la caída en Misano después de cambiar la moto por segunda vez por precipitarse al pensar que con el adelantamiento de Redding era lento en carrera, sin tener en cuenta que el británico llevaba más tiempo en pista que él. Y después de la victoria en Motorland llegó otra vez la mala suerte de la lluvia en Japón, donde Lorenzo había demostrado un ritmo muy superior en seco y al comienzo de la carrera en lluvia, pero que el desgaste del neumático le hizo terminar tercero. Si le añadimos que el fallo en el casco en Qatar al despegarse el forro interior reduciéndole la visibilidad a la mitad y el fallo de no llevar la visera adecuada en Silverstone, fueron puntos perdidos que al final ha estado a punto de costarle muy caro.

En cuanto a las críticas a Marc, con acusaciones muy graves hacia el actual Campeón del Mundo en una temporada muy difícil al sumar seis carreras en blanco, hay que aclarar que el piloto del Repsol Honda defiende a su marca y sus patrocinadores y que su carácter ganador hace prácticamente imposible su ayuda a otro piloto por conseguir ganar el Mundial y los cinco puntos que Marc restó a Jorge al ganarle a falta de tres curvas obligaba a Jorge a terminar segundo con el cuarto puesto de Rossi y si Jorge hubiera ganado en Phillip Island le habría bastado terminar tercero y con una presión mucho menor, lo que demuestra que Marc no ha ayudado a Jorge.

Valentino Rossi es toda una leyenda del Motociclismo Mundial. Es uno de los mejores deportistas de la historia que ha sabido manejar muy bien el marketing y donde millones de seguidores de los cinco continentes apoyan al piloto italiano. Si hacemos un recorrido por los 18 Grandes Premios vemos que en la mayoría de las gradas predomina el color amarillo y el número 46, por lo que no cabe la menor duda de que podemos considerar que Valentino Rossi como una leyenda del motociclismo y como tal debemos exigirle un ejercicio de responsabilidad y comportarse como es debido y sinceramente, creo que desde Malasia no ha estado a la altura de las circunstancias, acusando a Marc Márquez de ayudar a Jorge y con el tremendo error de provocar la caída del piloto del Repsol Honda en carrera. En mi opinión ese suceso debería haber tenido como consecuencia una inmediata decisión y probablemente un “ride through” hubiera sido lo más adecuado y que en Valencia hubiera ganado el mejor.

A partir del suceso de Malasia, la presión que ha provocado la prensa italiana alimentadas por las declaraciones de Rossi después de la carrera, obligando a la FIM y Dorna a tomar medidas y recomendarles a los pilotos que hablaran lo menos posible del Gran Premio de Malasia. Hasta el domingo todo fue más o menos normal, aunque después de la carrera y la merecida victoria de Jorge Lorenzo, consiguiendo su tercer Mundial en MotoGP y el quinto en su carrera deportiva, hemos visto acciones lamentables de parte de la afición al insultar y silbar a Jorge, Marc y Dani en el podio, las declaraciones fuera de lugar de Valentino en la rueda de prensa y que remató al no acudir a la gala de entrega de premios, con los insultos a la madre de Marc Márquez al salir del circuito y las lamentables imágines que hemos visto de Tavullia al ver carteles con mofas y menosprecios a los pilotos españoles.

Esto no deja de ser un deporte y por mucho que animemos a un piloto de un país u otro (os aseguro que en Italia nadie animaba a Márquez y Lorenzo), al final lo más importante es que sepamos respetar al ganador del Mundial y al resto de pilotos. Conozco muy bien a Jorge y Marc y os puedo asegurar que son pilotos con una ambición tremenda por ganar carreras y entre ellos seguro se repartirán los próximos títulos mundiales de MotoGP, por lo que nunca podrán ser amigos pero sí que deberán respetarse y que no vuelva a suceder sucesos tan lamentables como lo visto en estas dos semanas. Este deporte es muy grande y si tengo que destacar algo es que jamás he visto discusiones y problemas graves entre los aficionados por animar a uno u otro piloto y mi deseo es que siga siendo así en el futuro.

En definitiva, hay que felicitar a los tres Campeones del Mundo, Danny Kent, Johann Zarco y decir una vez más que Jorge Lorenzo es el justo Campeón del Mundo de MotoGP al sumar siete victorias (cuatro consecutivas en Jerez, Le Mans, Mugello y Montmeló y tres más en Brno, Alcañiz y Cheste) y lo más importante, 5 puntos más que Valentino Rossi. Lo preocupante es todo el ambiente tan sucio que se ha creado al no ganar Valentino y que debería hacer reflexionar a un piloto que está considerado como una leyenda, calmar el ambiente y que el año 2016 todo vuelva a la normalidad ¡Hay que saber ganar y perder! ¡Respeto por favor!