Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

LIGA BBVA JORNADA 3 | ATLÉTICO DE MADRID 1 - 2 FC BARCELONA

El Barcelona asalta el Calderón con un Messi salvador

El FC Barcelona ganó al Atlético de Madrid por dos goles a uno en una auténtica batalla de estrategia, donde Luis Enrique salió victorioso con la entrada de Messi en la segunda parte. El astro argentino fue el salvador del equipo culé que tuvo que remontar un gol de Fernando Torres. Neymar de falta directa y Leo Messi, una vez más, dejaron helados a un Calderón que siempre confió en su equipo hasta el último minuto. El Barcelona se coloca líder con tres partidos ganados de tres disputados.

Hugo Sánchez | Madrid | 12/09/2015

Arrancaba el partidazo de la jornada con la novedad en el cuadro blaugrana, Messi en el banquillo. Luis Enrique decidió dar descanso al astro argentino después de que se ausentase en el último entrenamiento al ser padre por segunda vez. Ya con el balón en el tapete, fue el Atlético el que se acercó en el primer minuto a la portería de Ter Stegen. Fue Torres quien tuvo la primera en sus botas pero mandó el balón al limbo.

Sólo dos minutos después el Barça comenzaba a tocar y tocar, llegando al área de Oblak, pero sin provocar peligro ya que la defensa uruguaya del Atleti no daba opción a Neymar y Luis Suárez que empezaban a desesperarse. Con los dos equipos tensos por mandar en la contienda, Juanfran Torres provocaba la primera falta del partido que no quería dar salida de balón al equipo culé.

Torres tuvo la primera en sus botas para los locales pero mandó el balón al limbo. Corrían los minutos y el partido se iba calentando, tanto fue así que Mateu Lahoz no le tembló el pulso al sacarle amarilla al canterano rojiblanco, Oliver por barrer a Neymar. A partir del minuto diez, el Barça se hacía con el monopolio de la posesión y los del 'Cholo' Simeone buscaban los espacios para salir a la contra. Un Iniesta, una vez más, insuperable dejaba un balón en el área rival con el esterior que no supo aprovechar Iván Rákitic por culpa del paradón del portero esloneno.

El brasileño Rafhina daba aire al centro del campo culé, donde Mascherano y Rákitic podían respirar agusto, dejando que Iniesta jugase a sus anchas. Eso si los de la ribera del Manzanares lo permitían. Porque eljuego en zona de tres cuartos parecía un embudo total.

La jugada más clara de los primeros 45 minutos fue un balón al larguero de Luis Suárez, que llegó de un córner botado por Rákitic, sin embargo, la suerte se decantaba de parte de los colchoneros. Durante el entramado que se veía en el Calderón, que más que fútbol, parecía una auténtica partida de ajedrez, cada equipo mostrando su estratégia, el juego se teñía de negro para los visitantes cuando se producía la lesión de Vermaelen. 25 minutos fue lo que duró el belga en el campo hasta que se rompió. El héroe contra el Málaga se rompía una vez más, al sufrir un problema en los isquioibiales y tuvo que dejar su sitio al francés Mathieu. Cierto es que el Barça no dejaba a Atlético trenzar ninguna jugada, pero también es cierto que los colchoneros a penas sufrieron en la línea defensiva, pues la defensa numantiva funcionaba a la perfección.

En el 34, un balón que sacó la defensa culé, llegó en forma de centro medido a Luis Suárez que corrió como un gamo para hacerse con el esférico y dejarle un gol a placer a Neymar que el brasileño erró después de que quisiera irse de Giménez. El Barça reclamó penalti después de que la pelota diese en el brazo del uruguayo, sin emabargo, el colegiado dejó seguir la jugada.

El Atleti casi sacó pretróleo en una jugada a la contra iniciada por Gabi que llegó a la botas de Torres y provocó un córner. Pero lo que el Calderón gritaba como un gol, casi llega el cero a uno, si no llega a ser por Koke que frenó la galopada de Neymar en el centro del campo.

La 'furia de titanes' que se vivía en el Calderón llegaba al descanso con tablas en el marcador. Todo se dejó para la segunda parte, o eso es lo que presagiaba el encuentro, y finalmente así fue. Pitaba el colegiado la reanudación y Oliver Torres se lanzó al ataque pero no hubo fortuna. Dicen que el público que es el más sabio, por lo que 45.000 almas vieron una mano de Mascherano en el área del Barça que Lahoz ni sus asistentes quisieron ver, y si el partido estaba caliente, con esta jugada más.

Gol de Torres en el 51 de partido tras un pase medido de Tiago que pillaba a la defensa del Barça en cueros y el fuenlabreño mojaba abriendo el marcador. Poco duró la alegría después de que Neymar marcase de falta directa quitando las telarañas de la portería de Oblak

A los 60 minutos de juego, las fichas de ajedrez volvían a moverse, y los cambios llegaban. Messi entraba por Rákitic en el Barça y Carrasco en lugar de Oliver en los locales.

Entrada de Jackson por Torres no cambió nada

El partido se rompía y las jugadas en zona de medios era de lo más habitual y aquí los errores de los dos equipos, fruto del nerviosismo, eran constantes. La calma no llegaba al Calderón y cuando parecía que Simeone sacaría más pólvora con Vietto, llegaba Leo Messi y ponía patas arriba el estadio. El Barça daba la vuelta al marcador a 15 minutos del final, después de una combinación entre Luis Suárez y Messi, que el argentino marcaba a placer su primer gol en Liga. Dicen que los niños vienen con un pan debajo del brazo, pues Mateo dio suerte a Messi

Últimos minutos de infarto en el Manzanares con un Atleti que se lanzaba a por el empate con poca fortuna y con un Barça que se veía vencedor en un partido donde el jake mate lo puso Messi con su gol y con sus diabluras en la zona de tres cuartos del equipo local. Al final, la suplencia de Messi le salió redonda a Luis Enrique, que suma tres victorias de tres posibles.