Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

¿Rumbo al clásico?

La Copa del Rey pasa tan deprisa que en un abrir y cerrar de ojos los participantes ya se encuentran de vuelta a casa. Le sucedió ayer a Baskonia, con enfado y espectáculo dantesco de Querejeta, su presidente, incluído, y al Iberostar Tenerife, aunque éstos ya tenían asumido que su periplo copero iba a ser fugaz.Las semifinales están aquí, y CAI Zaragoza y Valencia Basket no pretenden ser convidados de piedra en la cita malagueña. ¿Rumbo al clásico en la final?

David Camps | @campsextohombre  | Madrid | Actualizado el 19/07/2018 a las 03:36 horas

Los jugadores del Real Madrid y del Barcelona pelean un balón

Los jugadores del Real Madrid y del Barcelona pelean un balón / EFE

Valencia Basket se ha quitado un peso de encima. Su forma de jugar ante el conjunto vitoriano mostró cómo la ansiedad y los nervios pueden tirar por la borda, en 40 minutos, el trabajo de una temporada. Baskonia supo cómo hacer daño con Pleiss dominando en ataque e intimidando atrás. Tan básico como difícil de conseguir. El destino quiso que la última jugada fuese como un dispararse en el pie. Curiosamente, el hombre que elevó al Baskonia al cielo con el título de Liga ante el Barcelona fue el encargado de apretar el gatillo. Cosas del deporte.

Los focos en el conjunto taronja iluminan a Doellman, a Dubjljevic o a Lafayette. Pero quien da energía a esos focos para que no se apaguen es Rafa Martínez. En semifinales tendrá la difícil papeleta de parar a Juan Carlos Navarro, amén de sumar puntos para su equipo. Extenuante panorama. Cuando Rafa Martínez es capaz de producir, Valencia Basket sube enteros.

Dice José Luis Abós que las apuestas están 99 a 1 para el Real Madrid. Exagerado o no, lo cierto es que sería el bombazo de la Copa. ¿Imposible? Nada lo es y menos si se trata de un equipo tan disciplinado como el CAI Zaragoza. Campeón de la Copa del Rey en la década de los 80 del siglo pasado, su retorno a la élite devuelve la ilusión a los nostálgicos zaragozanos. El Real Madrid, con entrenamiento en la playa incluído, sigue con la mirada puesta en el horizonte. Al agua patos, es tiempo de agoadillas.

Hasta las 21:30 no sabremos el verdadero nivel con el que llega el Barcelona. El simulacro de partido ante los tinerfeños no puede servir más que para corroborar que Navarro imparte cátedra en cada movimiento, que Oleson es un jugador cada día más completo y que ya han encontrado la mejor versión de Papanikolau. Si el conjunto azulgrana tiene un alto porcentaje en tiro exterior, sus opciones suben exponencialmente.

No te despistes. La Copa del Rey pasa volando. Hace tres días especulábamos con quién alcanzaría la final y ésta está a la vuelta de la esquina. ¿Rumbo al clásico? Pronóstico reservado.