Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

del 6 al 9 de febrero

Copa del Rey de baloncesto: ¿El torneo de las sorpresas?

Málaga. Centro neurálgico del baloncesto en nuestro país en los próximos cuatro días. La Copa del Rey reclama su espacio. Es el mejor torneo que se disputa en nuestras fronteras. Ejemplo de cómo un deporte puede aglutinar en una ciudad todo el interés. El Real Madrid parte como favorito con apenas un cuerpo de ventaja sobre el Barcelona.

@campsextohombre  | Madrid | Actualizado el 19/07/2018 a las 03:38 horas

El ala pivot del Valencia Basket Bojan Dubljevic intenta superar la defensa del alero del Barcelona Bostjan Nachbar y del alero griego Kostas Papanikolau

El ala pivot del Valencia Basket Bojan Dubljevic intenta superar la defensa del alero del Barcelona Bostjan Nachbar y del alero griego Kostas Papanikolau / EFE

Y a la espera de poder dar la sorpresa estará Valencia Basket, el “tapado”. Todos aventuramos un clásico en la final del domingo a las 18 horas. ¿Volverá a ser, la Copa del Rey, el torneo de las sorpresas?

Las diferencias económicas entre los dos grandes equipos de nuestro baloncesto y el resto se hacen, año tras año, más evidentes. Los presupuestos y jugadores así lo indican. Ambos son favoritos para estar en la final. ¿No tienen opción el resto? Seamos sinceros, sólo veo a Valencia Basket con capacidad y juego como para discutir la hegemonía de los poderosos. ¿Quiere esto decir que hasta el domingo no hay que engancharse? La respuesta es sencilla: no. Y te voy a dar motivos para que creas que las sorpresas pueden hacerse realidad.

Real Madrid y Gran Canaria abrirán el telón el jueves a las 19:00. ¿Podrá el equipo canario doblegar al “ogro”? Hay varias cuestiones que llevan al aficionado canario en creer en sus posibilidades: la primera es que siempre, por tradición, el primer equipo en abrir la Copa del Rey partiendo como favorito pasa apuros. El peso de la responsabilidad o la frialdad inicial del ambiente pueden convertirse en losa si el inicio de partido no es el deseado por el candidato a la victoria. Gran Canaria tiene un estilo de juego que dificulta al Real Madrid, por momentos como si fuera un espejo en el que se ve reflejado el conjunto de Laso, por momentos el polo opuesto con una enorme exigencia física. Considero este el encuentro más difícil que se encontrará en su camino el Real Madrid.

Barcelona y Tenerife cerrarán los cuartos de final el viernes a las 21:30. Con la baja de Sekulic, fichado por el Fenerbahce turco, las opciones tinerfeñas han bajado a tal punto que sería la SORPRESA del torneo. La igualdad del encuentro dependerá del grado de convencimiento que tenga el conjunto isleño pues si el Barcelona desarrolla todo su potencial ante un equipo descorazonado el choque quedará definido a las primeras de cambio.

La maldición del anfitrión acompañará al Unicaja de Málaga durante todo el torneo. El deseo de ver de nuevo a un clásico copero como el Unicaja puede pasarle factura ante un equipo, el CAI Zaragoza, que sigue dando pasos hacia adelante. Curioso puede ser el sentir en el conjunto malagueño sabedor del resultado entre Real Madrid y Gran Canaria. La ilusión de medirse ante el “coco” o la ilusión de alcanzar la final en caso de sorpresa. En ambos sentidos, Joan Plaza deberá controlar la ansiedad de sus jugadores para que ésta no les juegue una mala pasada en un partido trampa para ellos pues tiene más que perder que el conjunto aragonés. Los jugadores del Unicaja deberán canalizar adecuadamente el sentir que es obligación estar el sábado en las semifinales.

Quizás el cuarto de final con mayor probabilidad de sorpresa sea el que enfrenta a Baskonia y Valencia Basket. Después de la victoria en la Liga Endesa del conjunto taronja ante el Barcelona, ha subido su cotización y ese es un arma de doble filo si has de enfrentarte, sin red, a un equipo dirigido por Sergio Scariolo. Porque no nos engañemos, el factor diferencial del equipo vitoriano es su entrenador, estratega magistral.

Razones tienes para engancharte desde el principio a un torneo que históricamente ha sido un cara o cruz y que en los últimos años se ha tornado en más previsible. Pero esa tendencia puede cambiar este año en una ciudad que ama y vive el baloncesto como pocas en España. En el mejor escaparate, ¿será el torneo de las sorpresas? Pronóstico reservado.