Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

LA BRÚJULA

La carta de Ónega Dolores Delgado: “Su futuro cargo se llama Fiscal General del Estado, no Fiscal General del gobierno”

Buenas noches a doña Dolores Delgado, hasta hoy ministra de Justicia y próxima Fiscal General del Estado.

Fernando Ónega
 |  Madrid | 13/01/2020

La he visto muy sonriente esta mañana, en el acto de entrega de la cartera a su sucesor don Juan Carlos Campo. Sí, muy sonriente. Si no fuese porque cuatro horas antes eldiario.es había publicado lo de la Fiscalía, habría pensado que era usted feliz por dejar el ministerio. Y lo hubiera pensado por varias razones: porque se sentía incapaz de acordar con el PP la renovación del Poder Judicial; porque en ese ministerio se sufren demasiadas presiones por el procés, por Torra, por Puigdemont y otras especies de independentistas; porque no hay dinero para modernizar los juzgados y usted le habría dicho al presidente: libérame, Pedro, que volviendo a mi plaza de fiscal me volveré a sentir libre. Pero mecachis, señora Delgado: lo mismo estaba feliz, dando las gracias a medio universo, porque lo suyo no era un cese. Lo suyo era alcanzar el mayor nivel en su oficio de Fiscal: ¡Fiscal General del Estado, hagan el favor de cuadrarse ante tamaña autoridad!

¡Y qué poco le han dejado disfrutarlo! Unos, que no está bien ni es ético ni estético pasar de la disciplina del ministerio a la independencia de la Fiscalía. Otros, que Sánchez quiere la Fiscalía sometida al gobierno. Pablo Casado, que se quieren cargar la división de poderes. Y en este oficio mío, que va a ser usted la que aparte al Estado de las causas abiertas en Cataluña. La mano legal de lka mesa de negociación. Y dicho eso, he pensado mucho en usted, Dolores Delgado. Porque, ¿qué estará pensando usted? ¿Habrá llorado después de las sonrisas? ¿Consigue dormir después de verse zarandeada? ¿Qué sabremos nadie del encargo que le hizo el presidente? ¿Qué sabemos nadie de su sentido del servicio y su sentido de la lealtad? ¿Considera un honor lo que los demás interpretan como un mal paso para la credibilidad y el respeto a la Fiscalía? Esas son mis dudas. Desde ellas, admítame un consejo que me permito solo por la diferencia de edad: si al final pasa todos los trámites que requiere su nombramiento, no olvide que su futuro cargo se llama Fiscal General del Estado. No Fiscal General del gobierno.

Seguro que te interesa

Carmen Calvo dice que el Gobierno no pretende controlar a la Fiscalía nombrando a Dolores Delgado

Casado dice que la propuesta de Dolores Delgado como fiscal general es un "ataque a la separación de poderes"

Pedro Sánchez propone a Dolores Delgado como nueva fiscal general del Estado