Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

ESTUVIERON 17 HORAS ESPERANDO A QUE ACABARAN LOS DISPAROS

Encontrados con vida los dos españoles desaparecidos en el atentado de Túnez

Los dos españoles desaparecidos en el ataque terrorista registrado ayer en Túnez han sido encontrados sanos y salvos y podrán regresar a España en el avión que ha enviado el Gobierno a aquel país para repatriar los cuerpos del matrimonio de Barcelona fallecido.

Actualizado el 27/04/2015 a las 17:14 horas

Aunque ninguno de los dos está herido, se les ha efectuado una revisión rutinaria en el hospital Charles Nicolle de la capital norteafricana, tras lo que, aún es estado de "shock", se han dirigido a un hotel de la ciudad, donde esperarán para tomar el avión en el que serán repatriados.

Al igual que los dos fallecidos, el matrimonio formado por Antoni Cirera Pérez y Dolors Sánchez Rami, que residía en el barrio del Camp de l'Arpa de Barcelona, la pareja valenciana formaba parte de un grupo de 30 españoles que habían llegado a Túnez en un crucero de MSC.

El ataque, que ha dejado 23 muertos, entre ellos 18 turistas extranjeros, y también 47 heridos, fue perpetrado por los integrantes de un grupo armado que salieron de la mezquita situada entre el Museo del Bardo y la sede del Parlamento tunecino, en un intento fallido de asaltar la cámara.

La pareja valenciana permaneció oculta en las inmediaciones del museo hasta que hoy ha sido localizada. Ambos se encuentran bien y "a punto de volver a España", según ha asegurado el presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra.

Ambos podrán regresar en el avión fletado por el Gobierno español para repatriar los cuerpos de los fallecidos, que partió alrededor de las siete de esta mañana de Barcelona, según ha explicado García-Margallo. En la aeronave también han viajado familiares del matrimonio barcelonés, además de personal especializado en atención psicológica a las víctimas.