Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Montoro lleva al Congreso los primeros Presupuestos Generales del Gobierno de Rajoy

Cristóbal Montoro explica los Presupuestos Generales

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha entregado al presidente del Congreso, Jesús Posada, el proyecto de ley de [[LINK:INTERNO||||||Presupuestos Generales del Estado]] de este año, los primeros del Gobierno de Mariano Rajoy.

Agencias |  Madrid |  03/04/2012

El ministro ha llegado al Congreso acompañado de los secretarios de Estado de Hacienda, de Presupuestos y Gastos, y de Administraciones Públicas, y ha posado en el patio del Congreso ante los medios gráficos con el proyecto de ley, almacenado en un lápiz de memoria.

También ha mostrado Montoro el denominado código BIDI, un sistema que se utiliza por primera vez para este acto y que permite enlazar directamente con la página del portal de Administración Presupuestaria para acceder al proyecto de ley. En el Salón de Pasos Perdidos, Montoro ha entregado el proyecto de ley a Posada en presencia del presidente de la Comisión de Presupuestos, Alfonso Guerra, y acompañado de nuevo por los secretarios de Estado pero también de todos los directores generales de su Ministerio.

El Estado destinará 29.246 millones, el 2,75 % del PIB, sólo al pago de intereses de la deuda en 2012, lo que supone unos 7.200 millones más que el año anterior, según ha destacado la secretaria de Estado de Presupuestos, Marta Fernández Currás.

En 2012 el Tesoro Público tendrá que emitir 186.100 millones para financiar los vencimientos de deuda y para cubrir las nuevas necesidades financieras del Estado. Las emisiones son un 3 % inferiores a las que previó el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero en los presupuestos de 2011, que eran de 192.000 millones.

Al igual que en los últimos años, prácticamente la totalidad de las emisiones brutas previstas se concentran en letras del Tesoro y en bonos y obligaciones del Estado y como alternativa se recoge la opción de emitir hasta 6.000 millones en otras deudas y divisas.

Además de cubrir las necesidades financieras, el Estado tendrá que dedicar buena parte del total de emisiones planeadas, 149.300 millones, para afrontar las amortizaciones de deuda emitida en años anteriores o las que se realicen a corto plazo en 2012.

Las amortizaciones están en línea con las del año pasado, que fueron de 146.700 millones, y se distribuyen en letras (unos 99.200 millones), bonos y obligaciones (más de 46.100 millones) y en deuda en divisas y otras categorías (4.000 millones). En cuanto a la necesidad de financiación neta del Estado, ésta será de 36.826 millones, un 30 % menos que un año antes.

Los Presupuestos Generales del Estado de 2012, los más austeros de la democracia según el Gobierno, contemplan un ajuste de 27.300 millones de euros, que en parte saldrán de un mayor recorte del gasto de los ministerios, de la eliminación de lasdeducciones fiscales a las grandes empresas y de una amnistía fiscal para quienes hagan aflorar capitales no declarados.

Comparecencia tras la presentación
El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha asegurado que las cuentas que ha llevado este martes al Congreso son "extraordinarias", responden al "gravísimo momento" que atraviesa la economía española" y son las que menos perjudican al crecimiento económico.

"Son unos Presupuestos que no dañan la esencia de la recuperación económica", ha dicho Montoro en la rueda de prensa, donde ha dicho que las cuentas son "extraordinarias" en cuanto a la reducción del gasto y el aumento de ingresos que plantean. "Son unos Presupuestos a tener de la situación extraordinaria de España", ha indicado.

Además, ha dicho que las cuentas que permitirán al país cumplir el objetivo de déficit marcado por los compromisos europeos, que pasa por reducir el déficit del 8,5% al 5,3% en un año, un compromiso "sine qua non" para superar la crisis económica.