Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

LUCHA CONTRA EL DOPAJE

El Tour de Francia guardará hasta diez años las muestras de ciclistas para futuros análisis

Las muestra recogidas para controles antidopaje en el Tour de Francia 2017 se guardarán hasta una década para posibles análisis posteriores. Esta conservación de muestras pretende que durante ese periodo se puedan volver a analizar "con técnicas y métodos más avanzados".

Efe | Madrid | 30/06/2017

La ruta del Tour 2017

La ruta del Tour 2017 / Getty Images

Las muestras que se recojan para controles de dopaje en el Tour de Francia 2017 se guardarán hasta diez años para posibles análisis posteriores, por decisión de la Agencia Francesa Antidopaje (AFL) y la Fundación Antidopaje en el Ciclismo (CADF), órgano independiente impulsado por la UCI.

Ambas entidades confirmaron las medidas antidopaje que se realizarán en el Tour, que empieza en la localidad alemana de Dusseldorf con una campaña en defensa del deporte limpio con el título "Dalo todo, no tomes nada", en la que participa también la Agencia Alemana Antidopaje (NADA).

La UCI, representada por la CADF, y la Agencia Francesa concretaron la política antidopaje del Tour de este año, con la que persiguen "la máxima eficiencia en el sistema de control".

La conservación de muestras durante ese periodo pretende que se puedan volver a analizar "con técnicas y métodos más avanzados".

Intercambio de información

Entre las medidas que se aplicaran se incluyen lo controles previos al inicio de la prueba para todos los ciclistas, el intercambio de información sobre el pasaporte biológico, así como los datos relativos a los análisis hechos a los corredores durante un periodo determinado, informaron en un comunicado.

La toma de muestras de sangre de todos los participantes antes de la etapa inicial es una de las medidas aplicadas ya en el Tour, en el que la Agencia Francesa y la CADF acordarán qué corredores deben pasar controles durante las etapas que se disputen en Francia.

"Nuestra estrategia de controles en 2017 está más que nunca basada en la información obtenida por la inteligencia. El Tour no es una excepción y la CADF puede contar con el apoyo de la Agencia Francesa para diseñar un plan diario de controles. En las etapas de Alemania también tendremos la colaboración de la Agencia Alemana Antidopaje", aseguró Francesca Rossi, directora de la CADF.

El presidente de la agencia gala, Bruno Genevois, destacó que el acuerdo de colaboración "garantiza la efectividad del programa de controles que se hará durante la carrera" y el presidente de la UCI, el británico Brian Cookson, destacó todos los convenios suscritos por la organización con distintas organizaciones nacionales antidopaje.

"Están en línea con las recomendación de la Agencia Mundial (AMA) y nos permite tener una estrategia que aproxima lo cuantitativo a lo cualitativo, mediante la cooperación y el intercambio de datos entre las organizaciones", añadió en un comunicado.