Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EL BLOG DEL SEXTO HOMBRE

El día de mañana

¿Conseguí ayer que te picara el gusanillo? El Sexto Hombre lo tiene desde primera hora de la mañana, coincidiendo con la salida del sol en Londres. Digo bien, salida del sol en Londres aunque rápidamente, fruto de su timidez, se esconda tras un mar de nubes. Nubes que invitan a sacar la cámara de fotos de su funda e inmortalizar el momento con su contraste de colores azul, gris y el amarillo del tímido rayo de sol que trata de asomarse sólo para ser retratado. Y así conseguir que no te lleves una mala impresión de una ciudad maravillosa.

David Camps | @campsextohombre  | Madrid | 10/05/2013

Imagen de Londres antes de la Final Four

Imagen de Londres antes de la Final Four / ondacero.es

Hoy Londres vivirá más la Final Four con la inauguración de la denominada fan-zone en pleno centro, en la emblemática Trafalgar Square. Hasta ahora apenas consigue arrancar preguntas en el ciudadano inglés, más pendiente del adiós de Ferguson o la final de la FA Cup que se jugará el sábado en Wembley. El Barcelona intentó animar al populacho viajando en metro para llegar al entrenamiento en el O2 Arena, conseguido en parte por la actitud de hombres como Juan Carlos Navarro o Jasikevicius, cuyo talante festivo contagia a cualquier transeúnte incrédulo.

Talante festivo el de los aficionados que llegan a lo largo del día a Londres. Número cercano a 3.000 procedentes de Madrid y Barcelona. En el polo opuesto a la festividad los jugadores en el día del clásico. Quien piense que es un partido más, un duelo más en su eterna rivalidad se equivoca. El de hoy es EL CLÁSICO.

La supervivencia del Barcelona ante la irrupción, con su insolente juventud, de un grupo de jugadores llamados a cambiar el denominado ciclo de la vida. En el último año el Barcelona se resiste como gato panza arriba, sólo superado por los blancos en la final de la Copa del Rey de Barcelona. Dato éste referido a los partidos trascendentes pues sé, estimado lector, que el Real Madrid ganó en el último partido liguero jugado entre ambos. Liga, Copa del Rey en Vitoria y encuentro en el Palau se saldaron con triunfo azulgrana contraviniendo los pronósticos. ¿El pronóstico para esta noche? Como siempre te digo, reservado.

La Euroliga intenta que el evento sea lo más parecido posible a cualquiera organizado en la NBA. El Pabellón, la calidad de los contendientes y el ambiente en torno al mismo se asemejan. La guinda surge con los actos promocionales y esa guinda se llama Ricky Rubio. Está en Londres aunque a buen seguro preferiría disfrutar de la familia tras un intenso año en Minnesota.

Pero si algo caracteriza a Ricky es su saber estar, su conocimiento del medio que dirían ahora nuestros jóvenes. Es una estrella con un impacto que ni él mismo sabría cuantificar. Si le digo esto sé que se enfadaría conmigo pues, como siempre le gusta decir y sobre todo mostrar, sigue siendo el mismo que empezó.

He ahí su magia, su virtud. Nada en él es ficticio y sabe que un sacrificio como éste que él lleva a cabo ayuda al baloncesto a captar más adeptos. En un mundo como el que vivimos, en la sencillez reside el éxito. Ricky Rubio lo sabe, ha vivido una Final Four con final feliz para el Barcelona. Su amigo Rudy Fernández pretende que la historia no se repita. Todos saben que no existe el día de mañana.