Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

En Buenas Manos

En tiempos de gripe, la vacuna

El ‘documento de consenso 2012’ de las Sociedades Científicas, el Consejo General de Enfermería y el Grupo de Estudio de la Gripe indica de la mano de su coordinador, el doctor Ramón Cisterna, que “la vacunación en estos grupos de riesgo es de vital importancia porque el virus de la gripe no es sólo causa de enfermedad primaria, sino porque puede derivar en otras patologías o agravar enfermedades de base, como la insuficiencia cardiaca congestiva, el asma o la diabetes

Dr. Bartolomé Beltrán | Madrid | Actualizado el 19/07/2018 a las 11:02 horas

Podíamos decir que se trata de la patología más impredecible. Pero lo que sí sabemos es que la vacunación es el método más efectivo para prevenir la infección, las complicaciones de la gripe y la hospitalización, así como la mortalidad asociada. Aunque la vacunación es voluntaria, las autoridades sanitarias, tanto españolas como europeas, la recomiendan y, en su caso, la financian en diferentes grupos de población. En los mayores de 60-65 años, especialmente aquellos que conviven en instituciones cerradas. Menores de 65 años que presentan una condición clínica especial y, por ello, tienen elevado riesgo de sufrir complicaciones derivadas de la gripe o esta les puede provocar una descompensación de su condición médica. Personas que pueden transmitir la gripe a aquellas que tienen un alto riesgo de presentar complicaciones y a las mujeres embarazadas. El ‘documento de consenso 2012’ de las Sociedades Científicas, el Consejo General de Enfermería y el Grupo de Estudio de la Gripe indica de la mano de su coordinador, el doctor Ramón Cisterna, que “la vacunación en estos grupos de riesgo es de vital importancia porque el virus de la gripe no es sólo causa de enfermedad primaria, sino porque puede derivar en otras patologías o agravar enfermedades de base, como la insuficiencia cardiaca congestiva, el asma o la diabetes. Por ello, en todas las personas con enfermedades crónicas preexistentes, incluso menores de 65 años, se recomienda especialmente la vacunación antigripal”.La gravedad o intensidad con que se manifieste la gripe de un año para otro va a depender básicamente de dos factores. El tipo de virus que se transmita ese año y la cantidad de personas inmunes al virus gripal, bien por haber sufrido la infección o bien por inmunización previa. Así que, la vacuna evitará importantes tasas de hospitalizaciones y de mortalidad. Seguro.