Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Betis 2-0 Valladolid

El Betis de Pellegrini, con paso firme

El Betis logró su segunda victoria de la temporada y suma ya un pleno en el arranque de LaLiga Santander, en esta ocasión en el estreno del equipo que esta campaña entrena el chileno Manuel Pellegrini en el estadio Benito Villamarín, donde se mostró muy superior al Valladolid (2-0). Le noqueó en la primera mitad con goles del francés Nabil Fekir, de penalti, y del portugués William Carvalho.

ondacero.es | EFE
 | 20/09/2020

El Valladolid llegó a Sevilla tras empatar la pasada semana como local ante la Real Sociedad (1-1) y este domingo en el campo verdiblanco no tuvo ninguna opción, y más después de que en los primeros minutos se encontrara con el 2-0 local y también con la lesión de Javi Moyano. Pellegrini confió en el mismo equipo que utilizó el domingo pasado en la primera jornada, cuando sumó los tres primeros puntos del campeonato en Vitoria ante el Alavés (0-1).

Así, volvió a alinear en la punta a Borja Iglesias, y más después de que ni convocara en esta ocasión a Loren Morón, quien sí viajó a Vitoria aunque tampoco jugó. Sí tuvo el preparador del Valladolid, Sergio González, una ausencia obligada en relación al partido que empató la pasada semana como local ante la Real Sociedad (1-1), pues en el portero titular, Jordi Masip, dio positivo en un test de la COVID-19 y debe pasar una cuarentena. Le sustituyó Roberto Jiménez. A los siete minutos, Óscar Plano cometió penalti por darle al balón con una mano y el árbitro señaló la falta, no sin antes consultar con el VAR.

El penalti lo lanzó con seguridad el internacional francés Nabil Fekir y puso el 1-0 en un partido que empezó mal para los visitantes y que poco después se les complicó más con la lesión muscular de Javi Moyano y el segundo tanto del Betis a los dieciocho minutos, obra del portugués William Carvalho con un ajustado remate desde lejos. El equipo verdiblanco tuvo desde el inicio el control del juego y del marcador ante un rival que no supo reaccionar ante las adversidades y que se acercó poco al guardameta chileno Claudio Bravo, pues el balón le duró poco en su poder ante la buena disposición táctica de sus rivales.

Ya en la fase final de la primera parte, los pucelanos se estiraron algo y merodearon sobre el área local, aunque no con la suficiente intensidad para acortar distancias en el resultado y dejar algo más de incertidumbre para la reanudación. En la segunda parte Sergio González hizo tres cambios de una tacada e hizo ingresar al israelí Shon Weissman, Kike Pérez y Pablo Hervias, con los que buscó más consistencia en el centro del campo y poder ofensivo. Con esa intención salió el Valladolid, pero su técnico se encontró con otra dificultad, la de agotar por obligación el quinto cambio al lesionarse también el defensa Joaquín Fernández, al que sustituyó otro defensor, Javi Sánchez.

El Betis dejó que pasara el tiempo sin sobresaltos, con la intención de tener el balón lejos de su portero y también con la de sorprender en alguna jugada en la que llegara su tercer tanto y matar definitivamente el partido, aunque el 2-0 fue suficiente y también convincente ante un adversario que no le puso en problemas.