Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

LIGA | BARCELONA 1-1 SEVILLA

Barcelona y Sevilla firman las tablas tras un partido con muchísimo ritmo

El equipo azulgrana y el hispalense han empatado a uno en el Camp Nou, en un encuentro marcado por el ritmo de los dos equipos y por los goles iniciales e Coutinho y De Jong. Bono salvó al Sevilla en la segunda parte.

ondacero.es
  Madrid | 04/10/2020

En las últimas dos décadas, los partidos entre Sevilla y FC Barcelona siempre han entrado dentro de esos encuentros que se denominan "partidazos". Y en esta ocasión, aunque siempre se dice, la realidad es que lo era mucho más, ya que el inicio del proyecto Koeman está generando buenas sensaciones y los hispalenses llegan como campeones de Europa League. Eso sí, lo hacían con Lopetegui en la grada y Pablo Sanz dirigiendo la orqueta desde el banco.

Por tanto, no es de extrañar el partido eléctrico que se vivió desde el inicio... Y es que en el minuto 8, De Jong, que cada vez se parece más a Kanoute, adelantó a los hispalenses. Un tanto que tuvo una respuesta rápida gracias a un gol de Coutinho. El brasileño parece que ha vuelto para quedarse, pero lo más importante es que empieza a volver a ser aquel jugador que maravilló a todos en el Liverpool.

Fue por tanto un partido de mucho ritmo. En el Barcelona, se pudo apreciar a un equipo que atacaba mucho por la izquierda, con ese bonito duelo en edad entre Ansu Fati y Jesús Navas; y poco por la derecha, donde Griezmann y Sergi Roberto, no supieron generar gran peligro.

Y así llegamos al descanso, con 1-1 y los dos entrenadores empezaban a plantear la fórmula para llevarse un importante encuentro. Llama la atención que en el minuto 60, Koeman apostó por Pedri y Trincao, sacando a Ansu Fati y Griezmann, un doble cambio que provocó que los dos jugadores se fueran con la cara seria del campo.

Por su parte, Lopetegui y quitó a Ocampos y Suso, para dar entrada a Munir y En-Nesyri. Y más tarde, con el encuentro igualado, en Barcelona también jugaron Pjanic y el jovencísimo Dest, mientras que en el Sevilla, jugaron también Carlos Fernández y Oliver Torres.

Una muestra de que ni el Sevilla se arrugó ante uno de los grandes ni el Barcelona se conformó con el empate. Por eso, lucharon hasta el final aunque finalmente ninguno de los dos pudo evitar perder sus primeros puntos de la Liga.

No obstante, las sensaciones son buenas y todos los aficionados saben que ambos equipos pelearán por estar arriba toda la temporada.