Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

CELTA - BARCELONA | LIGA

El nuevo Barcelona de Koeman funciona: sigue goleando e invicto

El FC Barcelona ha superado por 3-0 al Celta en Balaídos en un encuentro que los azulgranas jugaron con diez toda la segunda parte por la expulsión de Lenglet. Koeman lleva dos de dos y todavía no ha recibido un gol.

ondacero.es
  Madrid | 01/10/2020

Ronald Koeman tiene muy claro lo que quiere para su nueva etapa en Can Barça. Va a ser práctico y por tanto va a hacer pocos experimentos. El bloque es claro y por eso repitió el mismo once que le dio la victoria ante el Villarreal.

Quiso dar continuidad a Coutinho, que parece otro desde su regreso como campeón de Europa, y sobre todo a Ansu Fati, estrella del futuro para el Barcelona pero también del presente, que está llamado a marcar una nueva área en la disciplina azulgrana.

Y como siga así, parece que lo va a conseguir, ya que en el minuto 10, abrió la lata y puso el partido de cara a su equipo. Además, la pose y la forma de celebrarlo (un poco al estilo Cristiano Ronaldo) le hacen parecer más crack. Ojalá tengan paciencia con él en Barcelona y hasta en la Selección porque aquí hay jugador resolutivo y para muchos años.

Se ponía de cara el partido para el Barcelona, pero cuando quedaba muy poco para acabar la primera mitad, Lenglet fue expulsado por doble amarilla, lo que acompañado con la intensa lluvia de Vigo, hacía presagiar una oportunidad en la segunda parte para los gallegos.

Pero entonces llegó su momento. Porque es el mejor del mundo. Porque no hay otro como él. Y porque sobre todo es capaz de hacer lo imposible en los momentos más complicados. Recibió un pase en corto de Coutinho, se metió en el área, pese a tener la oposición de hasta cuatro defensas del Celta y con un poco de fortuna en el remate eso sí, marcó el segundo y el tanto de la tranquilidad.

Un equipo curioso este Barcelona de Ronald Koeman. No tiene el brillo del de Guardiola ni ilusiona como lo hacía el de Frank Rijkaard. Pero es un claro candidato a la Liga, quien sabe si a la Champions y tiene jugadores que aún pueden marcar una época.

Siguió sin embargo sin aparecer el bueno de Antoine Griezmann. Nadie sabe que pasa pero el atacante francés ha pasado de "comer en la mesa de Messi y Cristiano" en el año 2018, a ser un jugador que parece que en Barcelona no va a encontrar su sitio. Situación más que extraña de un jugador que logró adaptarse a la perfección a los esquemas y exigentes sistemas de Diego Pablo Simeone. Además, tras la expulsión de Lenglet, fue el jugador sacrificado, lo que tampoco ayudo en su participación.

Alguno de hecho empiezan a sumarse al equipo, como es el caso de Trincao, que entró al campo en lugar de Ansu Fati. Justo después, Baeza estrelló su segundo balón consecutivo en la madera... dando esperanzas a un Celta que la realidad es que tampoco incomodó muchísimo a un Barcelona con diez.

Finalmente, Sergi Roberto redondeó la lucha y dio la victoria a un Barcelona que lleva siete goles en dos jornadas y que no ha recibido un solo gol en contra, lo que al final le permite a Koeman firmar uno de sus mejores inicios.