Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Con Francisco Sierra

Minuto tecnológico: ZARA, el MIT y el dato

Ya les he comentado muchas veces en este minuto que el dato es el nuevo petróleo de la economía digital. Con el dato podemos conocer mejor al cliente, saber sus gustos, sus consumos, sus compras. Con el big data, mejoramos la eficacia del negocio.

Francisco Sierra | Madrid
| 23/03/2019

Imaginen si ustedes pudieran saber en tiempo real no solo los gustos y preferencias de los consumidores, sino las ventas de una tienda, o las compras de un usuario. O incluso más allá, las compras que va a hacer en un futuro cercano ese usuario.

Ahora lo llevamos a una industria. Por ejemplo, la textil que mueve sólo en Europa unos 5.500 millones de euros al año y donde las tiendas online facturan ya casi tanto dinero como las tiendas físicas. Ahora imaginen que cada vez que vende un producto se transmite esa información a la central y que con esos datos acumulados, rápidamente incrementa la producción de ese vestido y repone existencias en poco tiempo. Y se evitan los stocks.

Esto lo ha venido haciendo desde sus orígenes Zara. No fue precisamente el grupo de Amancio Ortega uno de los pioneros en el comercio online. Pero cuando lo ha hecho, lo ha reventado, ampliando aún más la distancia con sus competidores. Porque no creó un mundo digital, sino que lo integró con el mundo físico hasta puntos inimaginables. Un ejemplo, es capaz de analizar el peso medio de los habitantes de la zona de una de sus tiendas y con esos datos incorporar más tallas determinadas.

Por eso no es de extrañar que se haya firmado un acuerdo con el MIT, el prestigioso Massachusetts Institute of Technology por el que van a financiar dos cátedras para investigar sobre nuevos materiales textiles y su reciclado y sobre análisis de datos para mejorar el negocio. La industria textil puntera ha buscado el Centro innovador más puntero del mundo. Y a partir de ahí, todo es posible.