Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

PUEDO OPINAR Y OPINO

Fernando Ónega: "Iglesias está pasando de agitador a hacerse a la idea de que va a ser vicepresidente"

Lo que le pasa a Pablo Iglesias es que está en su propia transición. Está pasando de agitador a hacerse a la idea de que va a ser vicepresidente. Está pasando del mitin al Boletín Oficial del Estado.

Fernando Ónega
 |  Madrid | 05/12/2019

Y eso tiene su liturgia y su proceso mental. Primera autonorma que se impuso, no hablar mucho, que por la boda muere el pez; no sea que la coalición no salga y se tenga que tragar sus palabras.

Segunda, no asustar a la gente, que bastante dijo que el miedo había cambiado de bando. Si entra en el Consejo de Ministros, tiene que tranquilizar a los poderosos contra los que arremetió, controlar el dinero público que hasta ahora le salía de las piedras y aceptar palabros como "equilibrio presupuestario", que en su boca hasta ahora quedaba fatal. Iglesias sabe, porque tonto no es, que gobernar no es agitar. Sabe también que, si gobierna, estará controlado por Bruselas.

Y conoce la experiencia del bipartito de Galicia, que fracasó porque aquello no fue un gobierno, sino dos. Creo que, si la coalición sale adelante, muchos podrán decir "este no es mi Pablo, que me lo han cambiado". Supones que está surgiendo un Iglesias más institucional. Es lo que toca. Es la púrpura. Con coleta o sin coleta, con traje o descorbatado, se está fabricando un nuevo Pablo. Hasta creo que se dejará llamar Iglesias Turrión.