una tradición que se celebra desde el año 1995.

Los vecinos de El Robledo lo han vuelto a hacer, despiden el año con un baño en el rio Bullaque

Es otra forma muy diferente de despedir el año, desafiando las gélidas aguas del rio Bullaque en la localidad ciudadrealeña de El Robledo. Ni siquiera los 2 grados de temperaturas que hay fuera del agua han impedido que los más valientes, se peguen este baño de fin de año. Unas 50 personas, con edades comprendidas entre los 12 y 75 años, se han atrevido a darse el último baño de 2019 sumergiéndose en las aguas del río. Fuera del agua les esperaba un buen caldo caliente y la comida de hermandad. Una tradición que se remonta al invierno de 1995, cuando un grupo de amigos se propuso que el agua volviera a recorrer su cauce, tras la época de sequía sufrida en la década de los noventa.

LO MÁS