El Ayuntamiento va a repartir 2.000 botellas

Los propietarios de perros de Ciudad Real deberán llevar una botella con agua y vinagre para limpiar los orines

“Utilízame y limpia el pis es un plis”. Es el lema de la campaña que ha puesto en marcha el Ayuntamiento de Ciudad Real para que los propietarios de perros se conciencien en la obligación de llevar una botella pequeña de agua y vinagre para limpiar los orines de la calle. De esta forma, la capital manchega se une a otras muchas ciudades españolas que ya pusieron en marcha esta medida.

José Luis Juárez

Ciudad Real | 05.02.2020 12:25

La concejala de Sostenibilidad, Mariana Boadella, ha presentado hoy esta campaña que tiene como objetivo despertar el comportamiento responsable de los dueños de animales de compañía para limpiar los orines.

El Ayuntamiento va a repartir 2.000 botellas de plástico que van acompañadas de instrucciones.

Se pueden conseguir en la concejalía de Sostenibilidad, clínicas veterinarias o en el autobús de Participación Ciudadana que recorre los barrios. Son 15.000 los perros censados en Ciudad Real capital.

Boadella recuerda que en la Ordenanza de Limpieza ya se contempla las sanciones en caso de no limpiar los orines de los animales en la calle. De todas formas, por ahora el consistorio no va a sancionar y dejará pasar un tiempo para valorar el nivel de concienciación de la población.

No solo es una cuestión de respeto a los vecinos, también la concejala subraya que los orines de los perros afectan a las fachadas, negocios y mobiliario urbano, que suele terminar oxidado.

En cuanto a las heces de los perros, el año pasado el Ayuntamiento abrió 34 expedientes sancionadores contra los propietarios de los animales por no recoger los excrementos de la calle.

El número de expedientes ha crecido ya que en 2.018 fueron 21 y hace dos años tan solo fueron 3. Este aumento se debe, según Mariana Boadella, a que el Ayuntamientos está muy detrás de los dueños para que recojan las haces.

La sanción media es de 300 euros, aunque en la Ordenanza se contempla una sanción máxima por infracción leve de 750 euros.