Tras la decisión del TSJC de anular la decisión de suspender la semana no lectiva

Lombó lamenta la situación de incertidumbre de la comunidad educativa

La consejera de Educación, Marina Lombó, sostiene que comprende y lamenta la situación de incertidumbre de la comunidad educativa, tras la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria de anular la modificación del calendario escolar que suspendía la semana no lectiva de noviembre.

Alicia Real

Santander | 04.11.2020 09:15

Esto es una locura, una incertidumbre, una situación muy complicada para las familias y para toda la comunidad educativa” sostiene Marina Lombó en el informativo matinal de ‘Más de Uno Cantabria’. La consejera lamenta la situación que se haya podido generar a las familias, mientras asegura que sabe que “no es fácil para ellos acomodarse a una grave dificultad generada de una noche a una mañana”.

En declaraciones a Onda Cero Cantabria, la máxima responsable de la Educación cántabra recuerda que se tomó la decisión con criterios sanitarios. Además, Lombó asegura que no tiene pensado dimitir como reclama la Junta de Personal Docente y que no tiene tiempo de pensarlo “porque hay mucho trabajo que gestionar”.

La consejera mantiene que sabía que “no era una situación cómoda” y que iba a “generar dificultades”, pero que se tomó la decisión que Salud Pública “entendía como la más conveniente”.

Sobre la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria, Lombó mantiene que los jueces dicen que “no solo basta con que la administración haga alusión a la situación epidemiológica”. El TSJC dice, según la consejera, que la administración “tiene que explicar el por qué, de qué modo y con qué intensidad va incidir en el momento no lectivo”.

LO MÁS