Temas

plomo

La plataforma de afectados por metales pesados lleva dos años demandando la pavimentación del patio y el cambio de cerramiento de las ventanas.

Los análisis alertan de riesgo potencial, tóxico y cancerígeno inaceptable en las instalaciones del colegio San Ginés de la Jara de El Estrecho.

Los análisis realizados en el colegio San Ginés de la Jara de El Estrecho por encargo del Ayuntamiento de Cartagena concluyen que "el riesgo potencial, tóxico y cancerígeno es inaceptable para la vía de contacto directo e ingestión accidental de suelo por parte de los niños y trabajadores en el colegio”.

Un 21,7% de los niños del Llano del Beal presentan algún tipo de deficiencia cognitiva frente a la media del 7% de todo el municipio de Cartagena.

La Plataforma de Afectados por Metales Pesados del Llano del Beal denuncia la inacción de las Administraciones y el retraso del estudio epidemiológico tras detectarse una treintena de casos de tasas elevadas de plomo en sangre.

En una población de sólo 1.000 habitantes hay 2 casos de cáncer pediátrico, y los análisis de sangre realizados en el centro de salud reflejan al menos, una treintena de niños y adultos que presentan tasas por encima de lo máximo permitido de plomo en sangre, hasta 8 miligramos por litro, cuando no debe pasar de 5 en adultos y 3 en niños. Unos datos que para el presidente de la Plataforma de Afectados por Metales Pesados de El Llano del Beal, Juan Francisco Ortuño, reflejan que hay un problema real en el pueblo que las Administraciones no quieren afrontar y prueba de ello es que no actúan en las balsas de estériles que están apenas a 10 metros del colegio y de las viviendas y la Comunidad sigue sin presentar desde Diciembre el estudio “Emblema” con los datos de afección de metales pesados en los habitantes del pueblo, quizá porque no les conviene mostrar la realidad del problema. Ortuño tachaba además de “engaño” el Plan Regional de Recuperación de Suelos Mineros por 85 millones de euros que la Comunidad ha confeccionado para los “ricos” como lo demuestra el hecho de que se pospongan actuaciones en El Llano siendo de las zonas más contaminadas según los propios expertos del Instituto Geológico Nacional, y se priorice una actuación en el pantano del Lirio junto a La Manga Club. La Plataforma se queja igualmente de la inacción del Ayuntamiento que le “pasa la pelota” al Gobierno Regional y viceversa, cuando ambos tienen responsabilidad directa en la descontaminación de los terrenos.