Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Temas

Jordi Bernet

  • Torpedo. Relatos 1

    Reseñamos 'Torpedo 1936. Los Relatos', que edita Panini Cómics

    Relatando a Torpedo

    Cuando me pongo a pensar en mi adolescencia temprana, a principios de los 90, hay dos cosas que me vienen a la cabeza: los chándals de táctel y las revistas eróticas. Llevar aquellas prendas que combinaban colores imposibles dejó tocado para siempre a más de uno, y no es de extrañar que el de táctel se estandarizara después como el chándal yonki. En cuanto a las publicaciones eróticas, eran en ese momento la única posibilidad que muchos adolescentes con las hormonas disparadas teníamos para ver muchachas ligeras de ropa. Bueno, esas y los catálogos de Venca que nuestras sucias mentes hacían que viéramos como auténticos objetos de deseo y perversión. Para todos aquellos que estén entre los 18 y los 25 años, les daremos un dato: en 1994 apenas había 20.000 ordenadores conectados a Internet en España, así que el acceso a material erótico era entonces más que complicado. Y a todos aquellos que estén entre los 30 y los 50 les daremos otro dato: los relatos de Torpedo de los que vamos a hablar hoy se publicaron en la década de los 90 -y entre otras revistas- en Playboy, aunque los ignoraras por completo en su momento.

  • Torpedo. Portada

    Panini publica 'Torpedo 1936. Integral', que recopila todas las aventuras de este asesino a sueldo.

    Todo Torpedo

    Por primera vez en nuestro país, un volumen integral recoge todas las historias de Torpedo 1936, La mejor historieta de serie negra de las últimas tres décadas, que cosechó un éxito mundial desde sus inicios a ambos lados del charco. Torpedo narra la historia de un inmigrante de origen italiano, la de un asesino a sueldo que reparte su particular justicia, por la calles de Nueva York, durante la Gran Depresión. El mérito debe atribuirse a dos genios como Enrique Sánchez Abulí y Jordi Bernet. Dos auténticas figuras del cómic nacional, un tándem creativo irrepetible, que han dado vida a una leyenda del tebeo. Fruto de unos guiones llenos de ingenio de Abulí que muestran el lado oscuro del alma del ser humano, y del mágico pincel seco de Bernet, con su gran sentido del ritmo cinematográfico.