Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

TRIBUNA EN EL FINANCIAL TIMES

Sam Mendes pide a las plataformas que rescaten a los trabajadores culturales, "heridos de muerte"

El director y guionista concluye un artículo sobre el futuro del teatro en Reino Unido con un llamamiento y petición de ayuda a aquellos "a los que el Covid-19 ha hecho ricos"

David Martos
  Madrid | 05/06/2020
Sam Mendes, director de '1917', posa con el BAFTA a la Mejor Película de 2020

Sam Mendes, director de '1917', posa con el BAFTA a la Mejor Película de 2020 / BAFTA

Sam Mendes, director, productor y guionista británico, y uno de los protagonistas de la última campaña de los Oscar gracias a su película '1917', ha publicado una tribuna en el Financial Times en la que reflexiona sobre el futuro del teatro en tiempos del coronavirus. Es lo que el llama "una receta para un paquete de rescate", que a su juicio debería comportar el establecimiento de ayudas para los trabajadores freelance, una relajación de los impuestos que gravan el teatro y mayor esfuerzo por parte de los inversores privados. El cineasta y autor asegura que "este momento de la historia supone el mayor reto para la vida cultural del Reino Unido desde el estallido de la Segunda Guerra Mundial. Los teatros del país, sus actores, músicos y recintos musicales, bailarines y espacios de danza, salas de conciertos y de ópera están amenazados".

Y sin embargo es el último párrafo del artículo el que conlleva una mayor carga de profundidad. "Mientras un gigantesco porcentaje de los trabajadores han sufrido durante los últimos tres meses", asegura Mendes, "también hay muchos a los que el Covid-19 ha hecho ricos. Sería profundamente irónico que los servicios de streaming -Netflix, Amazon Prime y demás- se embolsaran millones durante el confinamiento gracias a nuestro mejor talento en la actuación, la producción, el guión y la dirección, mientras que la cultura artística que alimenta ese caldo de cultivo del talento se deja morir. ¿Hay alguien entre esas personas dispuesto a utilizar una parte de sus ganancias del Covid-19 para ayudar a aquellos que están heridos de muerte?", se pregunta el director. "Si es así, espero que me estén leyendo, y que sean capaces de concebir el paisaje artístico como algo más que un 'proveedor de contenidos', más bien como un ecosistema que nos sostiene a todos".