Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

LA CRISIS DEL CORONAVIRUS Y EL CINE

La distribuidora A Contracorriente abre una "sala virtual de cine" para lanzar sus estrenos tras el cierre de las salas

Adolfo Blanco, fundador de la distribuidora, en Onda Cero: “A veces hay que sufrir un gran revolcón para plantearte todo. Y en este momento el que no lo haga… o es tonto o está ciego”

David Martos
  Madrid | 23/03/2020

La noticia ha saltado esta mañana a las redes sociales y ha pillado desprevenido a buena parte del sector audiovisual español. La distribuidora A Contracorriente, con sede en Barcelona, ha lanzado una sala virtual de cine a través de la que lanzará los estrenos que tenía previstos para las salas de cine -cerradas por la pandemia global de coronavirus- al menos durante el mes de abril. Según la nota difundida por la distribuidora, propietaria además de cines tanto en la capital catalana como en Madrid, esa plataforma estará abierta a todos los agentes del sector que quieran aprovechar. En una entrevista con Onda Cero, que se puede escuchar sobre estas líneas, el fundador y consejero delegado de A Contracorriente, Adolfo Blanco, justificaba así la decisión: “Lo que no queremos es que el espectador se pierda las películas y por eso hemos decidido poner en marcha esta sala virtual”.

La decisión de A Contracorriente, de la que varias distribuidoras y plataformas confiesan haberse enterado por los medios de comunicación, contraviene las llamadas 'ventanas de exhibición'. “Las ventanas de exhibición son un pacto no escrito entre la exhibición y la distribución", explica Blanco. "Un pacto de respeto a unos tiempos que… creo que habría que cumplir en circunstancias normales casi con cualquier película", matiza. En esta cuestión la terminología es importante. Las películas de A Contracorriente se van a "estrenar" en la nueva sala virtual. La distribuidora Avalon, por ejemplo, anunciaba esta mañana que el próximo fin de semana "preestrenará" la película de Xavier Dolan 'Matthias & Maxime' en la plataforma Filmin, y solo durante 48 horas. El "estreno", y por tanto el respeto a las mencionadas ventanas, llegaría con la reapertura de las salas.

"Nosotros tenemos cines", explica Blanco. "Tenemos los Verdi, tenemos los Conde-Duque en Madrid. Nunca le hicimos ascos, por ejemplo, a la estrategia de Netflix de salir con una ventana más corta. En su momento vimos con buenos ojos programar ‘ROMA’, o la última de Scorsese, o ‘Historia de un matrimonio'. Sencillamente creemos que cada película, en cada momento, tiene que tener una estrategia comercial determinada. Llegar a las casas o los cines según los tiempos o el tipo de producto que sea. Pensando que, de aquí a un tiempo, va a haber un tapón enorme en el calendario de estrenos, seguir guardando películas para cuando las salas estén 100% abiertas y el público haya recuperado la confianza en ir a una sala de cine… creo que es contraproducente. La vida tiene que seguir”, sentencia.

La reacción de la industria

El movimiento de esta distribuidora, que está siendo analizado por todos los agentes del sector, ha sido acogida con cierto escepticismo pero con cautela por parte de las cadenas de exhibidores consultadas por Onda Cero. Gracias a esta "sala virtual", los espectadores podrán acceder a un precio de 6,95€ -"algo por encima de la media del cine", según Blanco- a títulos como 'Vivarium', con Jesse Eisenberg e Imogen Poots, que llegaría el 8 de abril, 'La alegría de las pequeñas cosas', el día 10, o 'Los profesores de Saint-Denis', que se estrenaría el 17 del mismo mes. “No será hasta que sepamos exactamente dónde se sitúa cada cadena de exhibición… cuando sea oportuno hablar con otros distribuidoras", continúa Adolfo Blanco. "Estas cosas hay que ponerlas en marcha y después se irán configurando. Tenemos dos semanas, el banderazo de salida será en Semana Santa”.

La conversación termina con una aseveración rotunda: “A veces hay que sufrir un gran revolcón, como el que la industria está sufriendo, para plantearte todo. Y en este momento el que no lo haga… o es tonto o está ciego”.