LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

Los exhibidores de cine, con la mitad de las salas cerradas, piden ayudas directas al Gobierno

La Federación de Cines de España [FECE] ha emitido un comunicado en el que asegura que los ingresos del sector se han reducido desde marzo en un 84% | Más cine y series, en Kinótico

Lucas Carretero

Madrid | 14.11.2020 08:42

Varios espectadores hacen cola para comprar una entrada de cine
Varios espectadores hacen cola para comprar una entrada de cine | EFE

La Federación de Cines de España (FECE) ha emitido un comunicado en el que dibuja una situación crítica de las salas de cine A pesar de que, según recuerdan en el texto, las autoridades sanitarias no han notificado ningún brote ocurrido en las salas -"los cines han demostrado que son espacios seguros"-, las últimas medidas tomadas por las comunidades autónomas para contener la segunda ola de la pandemia han incluido el cierre de los cines o la reducción drástica de su aforo. Galicia se limitó a aplicar una nueva reducción de ese aforo, Asturias y Cataluña fueron más duras y decretaron el cierre de todas las actividades culturales durante quince días, un plazo que la comunidad catalana acaba de ampliar hasta el 23 de noviembre; Castilla y León mantiene cerrados los centros comerciales, lo que en la práctica supone el cierra de muchas salas; en el caso de Andalucía, la decisión de la Junta de cerrar toda actividad no esencial desde las seis de la tarde ha sido la puntilla para cadenas como Unión Cine Ciudad o Mk2 Cinesur, que han anunciado su cierre temporal.

Las medidas tomadas han tenido una notable incidencia en el sector y FECE contabiliza, que en las dos últimas semanas, el porcentaje de cines abiertos en España ha pasado del 87% al 49%. La federación señala que aunque las medidas sean dispares a lo largo del territorio, las consecuencias afectan a todas las comunidades. Al cerrarse más de la mitad de las salas de cine, muchos estrenos han retrasado su fecha, esperando a un futuro con más pantallas disponibles, dejando así las menguantes salas abiertas sin nuevos productos que ofrecer. Además, el comunicado avanza que la caída de ingresos desde marzo hasta octubre se sitúa ya en un 84%. Un hecho que atribuyen no solo a los duros confinamientos de la primavera, sino a la escasez de estrenos tras el regreso en verano y la ausencia de grandes títulos como ‘Sin tiempo para morir’ o ‘Wonder Woman 1984’, cuyas fechas de estreno se han trasladado a 2021.

Ante esta situación, FECE concluye con el duro pronóstico de que “el sector se enfrenta a unas pérdidas inasumibles, que conllevarán inevitablemente el cierre de cines y la pérdida de puestos de trabajo”. Para paliar este sombrío panorama solicitan al Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA), dependiente del Ministerio de Cultura, que las ayudas concedidas hasta ahora a las salas se refuercen y adapten al escenario actual, especialmente en vista de que el periodo para solicitarlas se acaba el 31 de diciembre y que la partida presupuestaria

para ayudar al sector todavía no se ha gastado al completo. FECE señala que es precisa una nueva convocatoria de ayudas “para evitar el cierre definitivo de gran parte de los cines españoles”. Pero los cines españoles van más allá de las subvenciones en su comunicado: "Las nuevas medidas de ayuda ya no podrán ser de financiación crediticia sino de subvención directa, como están realizando en los países de nuestro entorno".