Terminará la temporada actual

José Ramón de la Morena anuncia que deja la radio tras 40 años como referente en la información deportiva, para emprender nuevos proyectos vitales

De la Morena cerrará un ciclo de cuatro décadas ininterrumpidas en la radio, en la que ha llegado a ser durante años líder indiscutible de las noches deportivas, obteniendo, además, tres premios Ondas.

ondacero.es

Madrid | 26.03.2021 00:10 (Publicado 25.03.2021 23:56)

José Ramón de la Morena cuelga las botas. Uno de los más importantes referentes de la radio española anunció esta noche que deja las ondas para emprender un nuevo proyecto vital vinculado al reciente nacimiento de su hijo, según ha explicado en el programa 'El transistor' de Onda Cero

"Las pasadas navidades, la Dirección de Atresmedia Radio me ofreció la posibilidad de renovar mi contrato, que vence este año, pero ahora tengo otras prioridades vitales que reclaman mi atención", ha explicado De la Morena.

De este modo, y una vez que finalice la temporada, el próximo mes de junio, José Ramón de la Morena se despedirá de los oyentes, a los que ha dedicado de manera ininterrumpida los últimos 40 años de su vida; cuatro décadas en las que ha llegado a ser el líder y referente indiscutible de la radio deportiva nocturna.

En su anuncio de despedida, el director y presentador de ‘El transistor’ ha compartido con los oyentes que “he sido un privilegiado. Aquel niño que iba de larguero (no por alto, sino por largar) ha cumplido sus sueños”

José Ramón de la Morena culmina así su carrera radiofónica, y lo hace despidiéndose desde Onda Cero, la que ha sido su casa en los últimos cinco años.

Ramón Osorio, director general de Atresmedia Radio, ha expresado su respeto y comprensión por la decisión del comunicador deportivo, y le ha transmitido sus mejores deseos.

Una carrera llena de éxitos

José Ramón de la Morena se inició en la radio a nivel nacional en el año 1981, cuando -procedente de Radio Intercontinental- ingresó en la redacción de deportes de la Cadena Ser. Su talento y olfato natural para encontrar y contar historias le hicieron pasar rápidamente de cubrir eventos menores a narrar grandes gestas del deporte (Vueltas a España, Tours, Mundiales…).

En poco tiempo, De la Morena comenzó a presentar programas deportivos, hasta saltar al prime time de la radio, creando el histórico programa ‘El larguero’, que llevó como seña de identidad el famoso ‘ra, ra, ra’ de Benito Moreno.

En septiembre de 2016, José Ramón de la Morena se incorporó a Onda Cero con el programa ‘El transistor’, en una apuesta decidida de la cadena generalista de Atresmedia por la información deportiva de calidad. De la Morena trasladó a Onda Cero su personal forma de entender la información y el análisis deportivo, con un estilo cercano y riguroso. De este modo, por ‘El transistor’ han pasado las principales figuras del deporte mundial: Rafa Nadal, Fernando Alonso, Roger Federer, Iker Casillas, Raúl González Blanco, Vicente del Bosque, Andrés Iniesta, Roberto Carlos, Pau Gasol…

A lo largo de su carrera, José Ramón de la Morena ha recibido, entre otras distinciones, tres Premios Ondas, una Antena de Oro, dos Micrófonos de Oro y el Premio Larra de Periodismo.

Fundación José Ramón de la Morena.

Además de la radio, De la Morena tiene un marcado perfil solidario, uniendo infancia y fútbol a través de la Fundación José Ramón de la Morena, con la que, desde 1992, organiza los campeonatos nacionales e internacionales alevines de fútbol.

En estos campeonatos, que comenzaron a celebrarse en Brunete y que ya han viajado hasta a Estados Unidos y Emiratos Árabes, dieron sus primeras patadas relevantes futbolistas de la talla de Xavi Hernández, Iker Casillas, Fernando Torres, Cesc Fábregas, Gerard Piqué, Mario Suárez, Jordi Alba, Dani Carvajal o Esteban Granero.

La FJRM no descuida la labor social promoviendo diferentes eventos durante el año para buscar el apoyo solidario de las personas, con el fin de obtener y donar ayudas a los colectivos más desfavorecidos y necesitados. En la actualidad colabora con labores sociales en el Valle de Ushe (Pakistán) cerca del Karakorum, en el Sahel con niños Saharauis, en Madagascar, y más recientemente en Puerto Maldonado (Perú) en la casa de acogida del Hogar de Nazaret.