Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

SUPERCOPA | BARCELONA 0-0 ATLÉTICO

Supercampeón de España

El Barcelona deja la Supercopa de España en sus vitrinas sin ganar ninguno de los dos partidos ante el Atlético en la final entre campeón de Liga y campeón de Copa gracias al gol de Neymar logrado en el Vicente Calderón. Encuentro intenso el vivido en el Camp Nou con rojas incluidas para Filipe y para Arda Turan.

ondacero.es | Madrid | 29/08/2013

El Barcelona logra la Supercopa de España

El Barcelona logra la Supercopa de España / EFE

Xavi tenía razón. El gol de Neymar en el Calderón podía valer un título. El tanto del brasileño en la ida bien podía valer la Supercopa de España. Visionario fue el de Terrassa, porque el empate a uno en el césped del Manzanares sirvió a los del Tata para levantar el primer trofeo oficial de la temporada gracias al empate a cero entre Barcelona y Atlético en la vuelta disputada en el Camp Nou.

Todo siguió el guión establecido. El guión que todo el mundo sabía. El guión que ya vimos en el primer partido pero multiplicado por dos. El Barcelona salió a lo que sabe, a tocar. A mover el cuero en busca de espacios para desnivelar el envite pronto y dar un golpe a la moral rojiblanca de cara a lograr el título.

Y lo cierto es que lo que tenían que hacer lo hicieron estupendamente. El balón iba de un lado a otro. Pero sólo iba de un lado a otro. Pocas, muy pocas veces, fue hacia adelante. Povas veces fue hacia la portería de Courtois. Porque en el guión establecido estaba previsto que el Atlético saliera con orden. Y ese orden fue un muro de adamantio para los azulgranas.

Atlético 'made in Cholo'
Ese orden y la intensidad. Porque este Atlético es puro Simeone. Juntos, generosos en las ayudas y sin escatimar en esfuerzo los rojiblancos se dieron una auténtica paliza a correr y a evitar que los del Tata encontraran el más mínimo recoveco por el que mostrar sus fuerzas ofensivas. Y salvo las internadas de Messi por el centro, lo lograron.

Lo lograron y además gozaron de la mejor ocasión de la primera mitad en una jugada eléctrica. En una jugada de toque y de precisión. Con Villa, con Filipe, con Diego Costa y con Arda conectando para el tiro final del turco que repelió Valdés con una maravilla de parada para evitar el 0-1.

Estaba de dulce el Atlético. Un Atlético que, evidentemente, necesitaba un gol. Y eso fue lo que buscaba. Lo que buscó en cuanto se reanudó el partido. Adelantando metros, todavía con más presión sobre el rival y con conducciones y posesiones más largas. Ese paso hacia adelante animó la final.

Expulsiones y penalti fallado
Porque de nuevo Valdés tuvo que intervenir ante un gran tiro de Villa. Y porque poco a poco el Barça fue encontrando huecos, espacios. Fue encontrando ese punto de velocidad que faltaba, esa velocidad necesaria para romper una defensa con tanto orden y con tanto trabajo como la del Atlético.

Pero tanta defensa y tanta intensidad trajo consigo el 'casi' adiós de los de Simeone al título.'Casi' porque con el espíritu que tienen los chicos de Simeone nunca se sabe... aunque jueguen con diez. Con diez por la roja a Filipe Luis por una posible agresión a Dani Alves que hizo que el Atlético jugara en inferioridad los últimos diez minutos.

Diez minutos en los que hubo tantas cosas como en los otros noventa. Un penalti mandado directo al larguero por Messi, una roja a Arda Turan que estaba en el banquillo, un espontáneo y a un equipo que se lleva la Supercopa de España con dos empates y gracias al valor doble de los goles fuera de casa. El Barça ya tiene en sus vitrinas el primer título de la temporada.