Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

entrevistas en por fin no es lunes

El sector fotovoltaico y su realidad en España

El equipo de Por fin no es lunes estamos en Toledo, en la ceremonia de clausura de la Cuarta Edición de su Camino del Sol. Un camino que organiza ANPIER, la Asociación Nacional de Productores e Inversores de Energía Fotovoltaica. Y estamos acompañándoles en esta celebración. La energía solar es el futuro, pero en estos últimos años, ha pasado por muchas idas y venidas… Parece que la energía, hablando en números globales, debe ser cosas de las grandes empresas, pero las pequeñas familias tienen un peso muy importante.

ondacero.es
  Madrid | 16/11/2019

Estamos con Miguel Ángel Martínez-Aroca, que es presidente de ANPIER, la Asociación Nacional de Productores de Energía Fotovoltaica y abogado experto en regulación de energías renovables.

Hace diez años, había dos maneras de abordar la cuestión del calentamiento global y la reducción de emisiones: o bien con dinero del Estado, a través de Presupuestos generales (que no lo había) o bien, haciendo un llamamiento a la inversión privada.

“Acudimos más de 60.000 familias fotovoltaicas con el objetivo de ayudar a nuestro país a cumplir los objetivos internacionales de reducción de emisiones. Con el tiempo, la marcha atrás por parte de la administración fue muy evidente y a lo largo de los años hemos ido conociendo decisiones administrativas que nos han hecho perder un poco el sentido de lo que se estaba haciendo con la energía fotovoltaica en España”, expresa el presidente.

“Pasamos de ser un referente internacional con más potencia fotovoltaica instalada en apenas un año, una inversión cercana a los 25.000 millones y siendo un ejemplo de transición energética justa y renovable, a ser un auténtico esperpento y ridículo mundial: único país del mundo que una vez realizadas las inversiones, decidió comenzar a jugar con los inversores”, asegura Miguel Ángel.

En España muchos agricultores vieron esta opción como una alternativa o una forma de complementar el trabajo en el campo, la instalación de lo que conocemos todos como placas solares. Muchos de ellos ahora se han arruinado, esperando que la administración se aclarara con esta cuestión.

“Es absolutamente insuficiente lo que tenemos construido en energías renovables en la actualidad en España”. Desde esta cuarta edición hacen un llamamiento al Estado: “Le pedimos al gobierno que cambie el modelo de producción solar fotovoltáica de macroplantas, propiedad de un único titular, a una distribución en muchos actores porque con ellos se genera riqueza, se anclan economías y se da oportunidad a muchas pymes de nuestro país”, apuesta Aroca.