ENTREVISTA EN 'POR FIN NO ES LUNES'

Rafael Román Caballero: "Las personas necesitamos tener un espacio a nuestro alrededor donde sentirnos seguros"

En 'Por fin no es lunes' hablamos con Rafael Román Caballero, investigador de la facultad de psicología de la Universidad de Granada y en el Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento, y con Quan Zhou Wu, Andaluchina, autora de 'Gazpacho agridulce' y 'Andaluchinas por el mundo', sobre distancias físicas. Hay estudios que aseguran que la distancia social, más allá de la pandemia, es algo cultural.

ondacero.es

Madrid | 06.03.2021 10:49

Ahora empezamos a ser expertos ya en distanciamiento físico. Al menos los que nos lo tomamos en serio que somos la mayoría, afortunadamente.

Hay estudios que aseguran que esto de la distancia social, es más una cuestión cultural, o de clima, que otra cosa. Por ejemplo, se calcula que la distancia social entre españoles está en 90 centímetros de media cuando hablamos con otra persona. Si nos vamos a Asia esa distancia aumenta a 120 centímetros.

Rafael Román Caballero, investigador de la facultad de psicología de la Universidad de Granada y en el Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento, explica que esta situación que vivimos marcada por la pandemia de coronavirus ha hecho que aumenten estos centímetros de distancia. "Las personas necesitamos tener un espacio a nuestro alrededor donde sentirnos seguros. Que haya un intruso en ese espacio personal hace sentirse muy ansioso a la gente", afirma.

No obstante, hay que diferenciar entre distancia física y distancia social: "Hay una diferencia entre la distancia con una persona que no conoces, que puede ser una amenaza, y las personas que son de tu entorno".

Quan Zhou Wu, Andaluchina, autora de 'Gazpacho agridulce' y 'Andaluchinas por el mundo' nos cuenta que entre China y Andalucía hay muchas diferencias en la distancia y a la hora de relacionarse. "Una cosa es ser muy 'tocón' y otra cosa es la distancia interpersonal. A mí me ha dado por pensar que en Andalucía somos muy 'tocones' y encima estamos muy cerca", dice.

Sin embargo, cuenta que en las ciudades más concurridas de Asia es imposible mantener esta distancia, pero sí tienen la tendencia a separarse más. "Si estoy visitando a mi abuela, no me siendo a su lado", aclara Quan Zhou Wu.

Los estudios indican que estas cuestiones responden al clima. "Los países que son más fríos suelen tener un espacio más cauto. Algo muy curioso es que, por ejemplo, Noruega, que en la calle mantiene más las distancias, en lo privado suele establecer relaciones mucho más cercanas que los españoles", comenta Román.

Además, el investigador indica que nuestro estado de ánimo también influye. "Si estamos enfadados es posible que estemos más distantes", dice.