ACOSO ESCOLAR

Un padre recoge firmas para pedir una ley nacional contra el acoso escolar: "Mi hija se suicidó y nadie va a ir a la cárcel por ello"

Kira López tenía 15 años y se suicidó un 19 de mayo de 2021. Desde entonces, su padre José Manuel lleva luchando para que se haga justicia, se cree una ley nacional contra el acoso escolar y evitar así a otros niños lo que le sucedió a la suya.

¿Cuáles son las señales para identificar una situación de acoso escolar?

ondacero.es

Madrid | 01.10.2022 11:04

Un padre recoge firmas para pedir una ley nacional contra el acoso escolar: "Mi hija se suicidó y nadie va a ir a la cárcel por ello"

Cada mañana Kira salía de casa para ir al colegio. Tenía 15 años y estudiaba 3º de la ESO. El 19 de mayo de 2021, salió de casa como siempre, pero no llegó al centro. Kira se suicidó por culpa del acoso escolar que sufría desde los 4 años. Su padre, José Manuel López, lucha desde entonces para que se haga justicia.

Hace cuatro meses, coincidiendo con el aniversario de la muerte de su hija, inició una gran recogida de firmas para pedir al Ministerio de Educación que aprobase una ley nacional contra el acoso escolar. No quiere que nadie pase por lo que pasó su pequeña. Hasta el momento ha conseguido más de 220.000 firmas.

¿Por qué es tan importante una ley nacional contra el acoso escolar?

Porque no hay "reparación del daño" cuando un niño sufre en la escuela o acaba en suicidio, "como en el caso de mi hija". Asegura que una persona puede ir 8 años a la cárcel por escuchar la música alta, pero que en el caso de su hija, nadie va a ir "ni un mes": "Aquí parece que lo que se le hace a los niños sale gratis".

Los ejes principales sobre los que debe girar la ley son tres: prevención, acción y reparación del daño. En el caso de la prevención, José Manuel asegura que se está invirtiendo, pero que hay que hacerlo más, sobre todo en lo que atañe a la educación emocional: "Antes que preocuparnos por la inteligencia intelectual de los niños, hay que preocuparse por la inteligencia emocional para que ellos sepan gestionar sus emociones y las de los otros".

Luego hay que tomar acción, escuchar siempre a la víctima y creerla, pero sobre todo, no usar el argumento de "esto es cosa de niños". Por último, la reparación del daño a través de una ley que establezca consecuencias cuando un grupo de niños acosan a otro hasta el punto de coger enfermedades mentales o acabar en suicidio o cuando un profesor mira a otro lado o a veces es el "instigador del acoso": "Tiene que haber una consecuencia civil o penal. No puede quedar en nada".

"Kira llegó un día con el pelo cortado y moratones"

Kira López se suicidó a los 15 años un 19 de mayo de 2021 cuando iba camino de la escuela Pare Manyanet Sant Andreu. Su padre explica que sufría acoso desde que tenía 4 o 5 años: "Imagina que te llega tu hijo a casa con el pelo cortado y moratones -a ella le pasó a esa edad- y luego un año después, la misma profesora que te mintió diciendo que era un caso aislado cuando no lo era, apunta en la libreta de tu hija que es una niña que no se sabe defender, acapara un grupo reducido de amigos y no se relaciona con todos, cuando la realidad es que no se iba con ese grupo porque le amenazaba con empujarla por las escaleras y matarla".

Asegura que el Defensor del Pueblo Catalán les dio la razón en todo cuando analizó la documentación. El centro en ningún momento aplicó ningún tipo de protocolo: "Es más, nos engañó diciendo que se estaban solucionando las cosas cuando no hicieron nada". Al final, la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona se han presentado como acusación popular contra el centro educativo y todavía hay una investigación abierta en curso por la vía penal.