Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

CON FRANCISCO SIERRA

Minuto Tecnológico: El poder económico y político de Facebook

En noviembre del año 63 antes de Cristo, Cicerón denunciaba el intento de Catelina de hacerse con el poder absoluto. 2000 años depués, en el Senado de EEUU, se requería la presencia de Mark Zuckerberg por el escándalo de las manipulaciones con noticias falseadas que habían influido en el triunfo de Donald Trump. El dueño de Facebook pedía perdón y prometía nuevas medidas para proteger la privacidad de los datos. Eso fue en abril, esta semana la realidad de Facebook era muy diferente. Nos lo cuenta Francisco Sierra en el Minuto Tecnológico.

Francisco Sierra |
| 22/12/2018

Esta semana, esta red social nos daba tres titulares nuevos. El primero: "Facebook sigue sin permitir a los usuarios el historial de navegación pese a las promesas que hizo Zuckerberg hace 7 meses; tampoco lo hará en un futuro, no van a borrar nada". El segundo: "Facebook compartió los datos de todos sus usuarios con otras 150 empresas en 2017. Algunas, como Spotify o Netflix, podían leer, borrar e incluso lanzar mensajes a los contactos de los usuarios sin que estos lo supieran; también permitió a los dispositivos de Apple ocultar el hecho de que pedían datos". ¿La respuesta de la red social? De nota.

Consideran que estas empresas son sus socios y que, por tanto, son una extensión de la propia Facebook en materia de privacidad. Y el tercer titular: "Las tecnológicas, especialmente Facebook e Instagram, ocultaron al Senado la gravedad de la injerencia rusa de las presidenciales de EEUU". Incluso siguieron luego con más manipulaciones contra el fiscal general. Ahora algunos especulan con que Facebook diga como defensa o explicación que los rusos son también una extensión suya. Lo cierto es que Facebook es puro poder, económico y político, por eso en EEUU y en Europa cada vez son más lo que se preguntan: ¿Hasta cuándo, Zuckerberg, vas a abusar de nuestra paciencia?